7 de enero de 2019 00:00

La regularización de taxis aún no se define en Quito

Una de las zonas de aglomeración de taxis es el sector de La Marín. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Una de las zonas de aglomeración de taxis es el sector de La Marín. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Ana María Carvajal
Redactora (I)
amcarvajal@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Este jueves 10 de enero del 2019 se cierra el plazo para postular por un lugar en el Consejo Consultivo Ciudadano de Movilidad, convocado por una resolución del alcalde, Mauricio Rodas, el 12 de diciembre pasado.

Para esa fecha, el precio de la gasolina extra no había subido aún. Rodas señaló ese día que se tratarían varios temas relacionados con movilidad, pero el análisis de la incorporación de “nuevas tecnologías, modelos de gestión y plataformas informáticas al servicio de taxis y similares”, sería la prioridad.

El informe, que deberá entregarse en el plazo máximo de un mes luego de la conformación del Consejo, deberá incluir propuestas de reforma normativa, si fueran necesarias. De momento, ambos puntos ya tienen un retraso puesto que Rodas había señalado un plazo máximo de 15 días para la conformación de este Consejo, que deberá estar integrado por técnicos, académicos y usuarios del servicio de transporte en la ciudad.

El asambleísta Fabricio Villamar (Creo) forma parte de la comisión ocasional que trata la reforma a la Ley de Tránsito, y es partidario de que la gente pueda decidir si quiere transportarse en bus, a pie, en taxi, Uber, Cabify o auto propio.

Dada la coyuntura que incluye un anuncio del Gobierno de subsidiar al taxismo, Villamar cree que el debate debería reenfocarse. El tema sería la mejora de la calidad del aire y el servicio a los pasajeros, a través de transporte público eléctrico. Eso podría financiarse, por ejemplo, si el Estado recanaliza el impuesto verde para la compra de buses eléctricos.

Sin embargo, señala que Quito podría normar, a través de una ordenanza, el transporte gestionado a través de ‘apps’, porque el Municipio tiene las competencias de transporte. Y subraya que solo hace falta decisión política, ya que aquí no sería mandatorio esperar una reforma a la Ley de Tránsito.

En Quito aún falta decidir cuántos de los cerca de 13 000 taxistas que obtuvieron certificado de idoneidad conseguirán un cupo. La ordenanza señala que Quito requiere de 8 693 nuevos taxis, con base en un estudio realizado en el 2016.

Según el secretario de Movilidad, Alfredo León, es necesario revisar quiénes de esa lista aún están interesados en un cupo y actualizar el estudio. Pero eso tomaría “algunos meses”, entre la contratación y la aplicación de los resultados de una nueva consultoría.

Esa cantidad aún indeterminada de taxistas, una vez regularizada, engrosaría las filas de beneficiarios del subsidio. Para León, los taxistas deben convertirse en empresarios, para brindar un mejor servicio.

Ese tema se tratará en las mesas de trabajo, en las que podrán participar gremios de transporte y los representantes de las nuevas modalidades de servicio, a través de ‘apps’.

Ahora, la gente puede denunciar el mal uso del taxímetro o mal servicio. Sin embargo, en todo el 2018 solo se registraron 23 quejas en el mail: denuncias.amt@quito.gob.ec.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (9)