5 de August de 2009 00:00

El Registro Civil de Cuenca se encuentra saturado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca
 
Las viejas escenas de gente durmiendo en los exteriores de las oficinas  de l Registro Civil del Azuay, noche tras noche,  se  repiten desde hace 11 días. El objetivo es obtener la cédula de identidad.

Esto ocurre luego del  anuncio de que a partir del 15 de este mes  los estudiantes,  personas con discapacidad y de la Tercera Edad pagarán  los pasajes de bus urbano únicamente  con la tarjeta Urbania. Con ese documento, se beneficiarán de la tarifa especial (USD 0,12). Para el resto de usuarios es de USD 0,25. 

Además, los padres de familia denunciaron que los establecimientos educativos exigen la cédula a los niños y jóvenes, para la  matricular en las escuelas y   colegios de la ciudad.

La fila para obtener  el documento es  extensa. La demanda, con relación a dos semanas atrás, se duplicó. Así lo reconoce Mario Albán, director del Registro Civil en Azuay.

Él asegura que diariamente se emiten unas 450 cédulas. De este número,  unas 200 son para niños que necesitan el documento para tener su tarjeta Urbania.

En las afueras del Registro Civil, en el parque Luis Cordero, unas 500 personas hacían fila ayer. Hay quienes llegan a las 22:00 del día anterior y duermen en las aceras. Van  con frazadas. Otros lo hacer  en la madrugada, para recibir los primeros turnos que se reparten.

Blanca Cordero, madre de     Luis y Elizabeth Vizñay, de cinco y siete años, llegó   a las 06:00.

Su esposo, Antonio Vizñay, pasó desde las 22:00 del día anterior,  para que sus hijos sean  los primeros en obtener la cédula.

Al fin, logró que los menores  se beneficien de los cinco primeros turnos. “De aquí me voy a sacar la tarjeta para el bus. La mala noche importa poco si se piensa en reducir gastos”.

Según Albán,  la  cédula no debería ser un documento indispensable para obtener la tarjeta Urbania.Para él, con la partida de nacimiento es suficiente.

En los alrededores del Registro Civil también proliferaron las ventas ambulantes de comida, discos y ropa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)