16 de September de 2009 00:00

La región se compromete a transparentar el gasto bélico

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones  Judicial y Política

En medio de un fuerte operativo de seguridad, a cargo de la Policía Militar, se desarrolló la reunión de Unasur. Incluso se negó la posibilidad de que los grupos de seguridad estén presentes.



Los consensos
En la reunión se habló de la necesidad de  fortalecer a Unasur  y  demostrar que está en la capacidad de resolver los problemas de seguridad y medidas de confianza entre sus miembros . Todos coincidieron en caminar hacia esa ruta de confianza.
Se avanzó  también en el intercambio de información y transparencia sobre el uso de armas, efectivos y equipos de seguridad de  cada país.
 Los ministros  de la Unasur estuvieron de  acuerdo en que se  notifiquen  los  acuerdos regionales y extrarregionales, una vez que estos sean aprobados en los procesos de negociación.
Sin embargo,  en este punto hubo  una disyuntiva: contar o no con la autorización del país con el cual se logra el acuerdo. Colombia  pidió tiempo para hacer consultas a Estados Unidos sobre  la ampliación de sus convenios militares que  van a suscribir.
Se procesó en un  70% el documento de creación de medidas de seguridad y confianza en la región. Se acordó también hacer  diálogos bilaterales  en los puntos en donde se presentan diferencias entre los países.
Los cancilleres  acordaron proseguir el diálogo a través de una nueva reunión, cuya fecha y agenda establecerá la Presidencia pro témpore de Unasur,  a cargo de Ecuador. Las reuniones fueron a puerta cerrada y se ocupó casi un piso entero del Hotel Hilton Colón. Luego de la reunión, uno a uno fueron saliendo los asistentes a la cita. La delegación de Venezuela fue la última en abandonar el salón.

El canciller de ese país, Nicolás Maduro, y el vicepresidente de la nación, Ramón Carrizales, rechazaron la postura de Colombia de no aceptar algunos de los puntos sobre los cuales se orientó  el debate.  Incluso cuestionó nuevamente la posibilidad de que su país sea atacado por los estadounidenses desde las bases que usarán  en territorio de Colombia.

Maduro se refirió a la carta que envió la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, explicando los puntos básicos del tratado que se firmará con Colombia. Dijo que el país de norte quiere extender su control en la región y que su presencia representa un peligro. Y sostuvo que ellos no están en una carrera armamentista., sino que buscan defenderse de cualquier posible ataque.

Desde una lectura menos crítica, la   Presidencia pro témpore de la Unasur consideró que la reunión de ministros de Defensa y cancilleres de la región tuvo grandes logros. Según su portavoz, el canciller   Fander Falconí se lograron varios consensos sobre la implantación de medidas de confianza en la región.

Uno de ellos fue sobre el intercambio de información. Todos los países miembros de la Unasur resolvieron que se difundirá el número de efectivos militares, de armas que se tienen y de equipos.  Además, se logró que se prohíba el principio de extraterritorialidad. Es decir, que cualquier acción de un país, en el campo militar, no afectará la soberanía de otro. Este fue un tema pedido por Ecuador, luego del ataque de Colombia en Angostura de  2008.

Según el ministro de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, este es un tema de vital importancia para el país, pues se garantiza que la frontera norte no va a ser violada nuevamente. “Fue una reiteración señalada constantemente en la reunión. Pero con Colombia todavía se deben desarrollar procesos bilaterales de acuerdos”, dijo.

El principal punto de discordia en la cumbre fue que Colombia no aceptó que se presenten medidas formales del cumplimiento de la transparencia de la información en materia de Defensa. Según Carvajal, es una preocupación para  la región  que no haya accedido a que se establezcan garantías formales, porque “son instrumentos de compromisos escritos, que pueden permitir una demanda si hay  incumplimiento”.

Según Falconí, Colombia pidió  un espacio para consultar internamente con las autoridades. Pero sí acordó que se homologuen los gastos de defensa y que se permita visitar las instalaciones militares extranjeras. “Se logró un 70% de acuerdo. A pesar de que el punto principal fue el acuerdo entre EE.UU. y   Colombia, se alcanzaron varios objetivos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)