En el debate sobre el pedido de destitución a Lasso …
Lasso presentó por escrito sus descargos a la Asambl…
Pocos detenidos por los ataques violentos en el paro…
Los comerciantes evaden el paro para ofertar sus productos
Verduras y carnes, los productos que están escasos e…
¿Cómo está el abastecimiento de gasolina en Quito?
FMI desembolsó USD 1 000 millones a Ecuador
La Conaie dice que no hay diálogo y se mantiene la m…

Refugiados prefieren regresar a Siria antes que vivir en Argentina

Una familia de refugiados sirios que vivía en Argentina regresó a la ciudad de Alepo, en el norte del país árabe inmerso en una guerra civil desde 2011, al no soportar la situación social y económica del país latinoamericano.

Los Touma, una familia integrada por una pareja y dos hijas de 13 y 10 años, había arribado hace cuatro meses a la provincia de Córdoba, en la región central de Argentina, huyendo de la guerra. Pero desde su llegada sufrieron un violento robo, no consiguieron empleos a los que se pudieran adaptar y les resultó muy cara la vida.

“No aguantamos más, nos queremos volver a casa”, dijo Taufiq Touma al diario La Voz de la provincia de Córdoba. “Pensamos que la vida aquí sería más barata y que nuestras hijas tendrían futuro, pero no lo vemos ahora”, expresó.

Touma se había radicado en la ciudad de Pilar, a 45 kilómetros de la ciudad de Córdoba y a unos 700 de Buenos Aires, luego de que esa localidad se ofreciera a recibir a 50 familias sirias. “En Siria con USD 10 vivimos una semana. Acá todo aumenta”, advirtió el hombre, que decidió reabrir su perfumería en Alepo.

“Si no me va bien, puedo trabajar como taxista, aquí no”, agregó. Hace un mes sufrieron un robo en su vivienda. Los delincuentes los desvalijaron y se llevaron las pocas pertenencias que tenían, incluidos los nuevos documentos argentinos.

La familia voló en la noche del jueves 11 de mayo de regreso a Siria. Allá, a pesar de la guerra civil, “no hay tanta inseguridad y la vida es más barata”, declaró Touma al diario Clarín en el aeropuerto.

Un amigo de la familia, que reside en Argentina desde hace 30 años, afirmó que los Touma “vinieron persiguiendo un sueño“. “Les dijeron que iban a tener casa y trabajo. Pero cuando llegaron no encontraron nada”, señaló.

Un vecino se hizo cargo de rentar la vivienda para ellos y de sus gastos diarios, aseguró el amigo. Siria lleva inmersa en una guerra civil desde 2011, cuando protestas pacíficas contra el gobierno de Bashar al Assad derivaron en un conflicto que se ha cobrado más de 400 000 vidas, según la ONU.