31 de agosto de 2020 00:00

La reforma no evitó la ola de candidaturas

Fabricio Correa, precandidato presidencial por Justicia Social, aceptó el domingo 30 de agosto del 2020 su designación en el CNE en Quito. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Fabricio Correa, precandidato presidencial por Justicia Social, aceptó el domingo 30 de agosto del 2020 su designación en el CNE en Quito. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 55
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Andrés García
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La explosión de precandidatos no es un fenómeno nuevo. Ya se vivió un escenario similar en las seccionales del 2019. Para tratar de evitar esa dispersión, en las reformas al Código de la Democracia se incluyó un apartado vinculado al Fondo de Promoción Electoral.

Uno de los cambios tiene que ver con el artículo 223 de esta norma. Allí se establece que los movimientos o el candidato deberán reintegrar el 50% del financiamiento estatal para proselitismo en medios de comunicación, si no obtiene al menos el 4% de votos válidos en las elecciones del 2021 y también en una futura segunda elección.

La reforma legal no evitó que se duplique el número de aspirantes, en relación a las presidenciales del 2017. En ese proceso hubo ocho fórmulas para llegar a Carondelet. Para el 2021, por ahora, hay 19 binomios que salieron de primarias, aunque aún deben ratificar su inscripción para seguir en carrera electoral.

Esta disposición obliga a las organizaciones políticas a lograr un respaldo considerable en las urnas, para no quedar condicionados en una siguiente contienda. Pedro José Freile, precandidato a la Presidencia por Amigo, movimiento que debutará en los comicios del próximo año, reconoce que es una medida “dura, pero adecuada”. Cree que el artículo busca mejorar a largo plazo la calidad de la democracia.

Fabián Zúñiga, presidente de Ecuatoriano Unido, cree que las organizaciones políticas deberían tener la responsabilidad “de lanzarse al ruedo con la objetividad de ganar, mas no por llenar los espacios”.

El cálculo del Fondo de Promoción Electoral depende del número de candidatos que completen la inscripción para los comicios. Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ya definió una proyección de USD 20,3 millones, lo que supuso una reducción del 51%, con relación al monto considerado inicialmente.

Con ese cálculo, a cada dupla presidencial le correspondería USD 301 175 para contratar franjas en radio, prensa, televisión, vallas publicitarias y medios digitales. Sin embargo, el valor se confirmará cuando se tenga la lista definitiva de candidaturas.

Pese a que a partir del 2021 se tomará en cuenta el porcentaje de votación para una posible restitución del 50% del Fondo, la Ley tiene vacíos que permitirían sortear la normativa. Luis Verdesoto, consejero electoral, reconoce que si bien los movimientos deben cuidarse desde las elecciones del próximo año, los actores políticos pueden “protegerse” si no lanzan sus candidaturas para una elección posterior.

En las reformas también se incluyeron estímulos para concretar alianzas, pero hasta ayer aún no se registraba oficialmente ninguna coalición nacional en el CNE.

Fabricio Correa, hermano del expresidente Rafael Correa, aceptó el domingo 30 de agosto del 2020 su precandidatura presidencial por el movimiento Justicia Social, cuya personería jurídica está en revisión tras ser observada por Contraloría. El director del movimiento, Manuel Castilla, reconoció que las alianzas no se construyen tan rápidamente, aunque no descarta que se logre alguna hasta el 3 de septiembre, cuando culmina el plazo para registrarlas oficialmente. “Creo que al final no llegarán los 19 binomios, van a haber menos”, manifestó.

Correa, quien llegó acompañado de su compañero de fórmula, Marcia Yazbeck, dijo que serán “selectivos” al momento de llegar a acuerdos.

El único acuerdo de alianza suscrito hasta el momento es el de Concertación y el Partido Socialista Ecuatoriano (PSE). Ambas agrupaciones designaron a César Montúfar y a Julio Villacreses, representantes de cada movimiento, como sus cartas para la Presidencia y Vicepresidencia.

Marcela Arellano, secretaria del PSE, explicó que registrarán la alianza en el CNE entre hoy y mañana. Durante el fin de semana aún se analizaban las listas para la Asamblea y Parlamento Andino.

Otra alianza que se ratificaría en estos días es la de Unidad Popular (UP) y Pachakutik (PK). Antes de ello, el consejo político del movimiento indígena debe ratificar la conformación de las listas.

Geovanni Atarihuana, director de UP, señaló que la intención es sellar alianzas para las dignidades en donde existan las condiciones. Por ejemplo, reveló que ya tienen acuerdos en Santo Domingo con PK y el movimiento provincial Tsáchila. Algo similar ocurre en Zamora Chinchipe y en Los Ríos. “Es un tema de negociaciones, quién cede, quién encabeza”, explicó.

Para este lunes se prevé que Yaku Pérez, precandidato presidencial de Pachakutik, acepte su nominación en la Dirección de Organizaciones Políticas del CNE, en Quito.

También se anunció que mañana completará el trámite Isidro Romero, de Avanza. Cristina Reyes, del PSC, lo hará en el último día para este proceso. Entre el sábado y ayer, Centro Democrático e Izquierda Democrática inscribieron precandidatos a la Asamblea.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (8)