8 de enero de 2019 00:00

Gobierno prioriza acciones en cuatro obras con fallas

Pablo Flores (der.), gerente de Petroecuador, informó los resultados del análisis que se hizo con apoyo del PNUD. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Pablo Flores (der.), gerente de Petroecuador, informó los resultados del análisis que se hizo con apoyo del PNUD. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los proyectos estratégicos que el Gobierno anterior impulsó en las refinerías de Esmeraldas y del Pacífico, en la terminal Monteverde, en la planta de Bajo Alto y en Pascuales-Cuenca requerirán de nuevas intervenciones.

Las empresas internacionales contratadas por el Programa de las Naciones Unidas (PNUD) llegaron a esta conclusión. Esta información fue difundida ayer, lunes 7 de enero del 2019, en el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables.

Las firmas señalaron que estos proyectos presentan problemas operativos, sobreprecios, deficiencias en fiscalización. En algunos casos, incluso, se determinó que se sobredimensionaron los trabajos como, por ejemplo, en la planta de licuefacción de Bajo Alto.

En estas instalaciones, el Gobierno anterior tenía previsto procesar 200 toneladas de gas natural por día, cuando en realidad Ecuador es deficitario en la producción de este recurso.

Para suplir esta demanda, el Gobierno ahora busca importar este derivado desde Perú.

En Monteverde ocurre algo parecido. Si bien este proyecto tiene una profundidad similar a la terminal de Rotterdam, en Holanda, que es uno de los principales puertos del mundo; en Ecuador se ocupa solo un 11% de la capacidad del muelle, refirió Pablo Flores, gerente general de la empresa estatal Petroecuador.

Pascuales-Cuenca opera en condiciones de riesgo. La infraestructura donde se asientan los tanques y esferas que almacenan gasolinas, diésel y gas tiene grietas y desniveles. Por eso se declaró a esta obra en emergencia, y ahora se analiza si es más conveniente repararla o construir nuevas instalaciones.

La repotenciación que se hizo en la Refinería Esmeraldas no dio los resultados esperados, por lo que ahora opera en condiciones de riesgo controlado. Esto impide que trabaje al 100% de su capacidad.

Fuente: Petroecuador

Y, finalmente, en la Refinería del Pacífico se invirtieron USD 1 531 millones para obras tempranas. Además, en el proceso de fiscalización se identificó un conflicto de intereses, por lo que el PNUD recomendó revaluar esta obra.

Pese a estas condiciones, Carlos Pérez, ministro de Energía y Recursos Naturales, expresó que el propósito del Gobierno es que estas instalaciones operen de acuerdo con estándares internacionales.

Para lograr esto se requieren alrededor de USD 650 millones, según los reportes que remitió el PNUD. Este monto es adicional a los USD
5 000 millones que se invirtieron en estos cinco proyectos hidrocarburíferos.

Parte de los recursos para reparar estas obras saldrá del presupuesto de Petroecuador, que administra los cinco proyectos con fallas. Las garantías establecidas en los contratos no son suficientes para cubrir las necesidades de estas obras, reconoció Pérez.

El Ministro de Energía consideró que por esto también se requerirán nuevas asignaciones del Ministerio de Economía y Finanzas. Aunque aún no hay precisión de cuándo se entregarán estos rubros.

Debido a que son obras ya ejecutadas, el Gobierno considera que se debe reparar o buscar una alternativa para aprovechar la infraestructura.

La prioridad será realizar en marzo próximo un paro programado de 54 días en la Refinería de Esmeraldas, estabilizar el suelo en Bajo Alto, atender los riesgos de Pascuales-Cuenca y hacer una licitación para proteger la infraestructura de los pilotes de la terminal de Monteverde.

En la Refinería del Pacífico se espera que se resuelvan las diferencias con el socio de este proyecto, la firma venezolana Pdvsa, y que se aclare la situación del terreno de El Aromo, donde se asentarán las obras y que fue entregado en comodato a Yachay.

Más adelante, una vez que concluya el proceso legal, el Ministerio de Energía espera que se puedan tomar acciones en contra de quienes sean hallados responsables en los procesos que se tramitan en la Función Judicial.
“Si es el caso seguiremos juicios a las empresas que no cumplieron con la parte técnica y constructiva de los proyectos”, expresó Pérez.

El viernes anterior, el Gobierno entregó los resultados del estudio técnico efectuado por las firmas contratadas por el PNUD en estos cinco proyectos a la Fiscalía General del Estado y la Contraloría, para que se investigue cómo se llevaron a cabo estas obras.

Petroecuador agregó que existen nueve procesos con indicios de responsabilidad penal relacionados con estos proyectos, y que se encuentran en trámite en la Fiscalía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (10)