16 de febrero de 2020 00:00

Refinanciamiento de créditos hipotecarios aplica en tres casos

El trámite se puede gestionar en línea o en los balcones de servicio del Biess. Foto: archivo / EL COMERCIO

El trámite se puede gestionar en línea o en los balcones de servicio del Biess. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
María Vanessa Silva
Redactora (I)
msilva@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sueño de tener una casa propia se volvió una realidad para María en 2014. Ese año adquirió una vivienda valorada en USD 62 000, mediante un crédito hipotecario con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).

Obtuvo el préstamo a una tasa de interés del 8,9% y a 21 años plazo. Cancela montos mensuales de USD 604.

Hasta ahora ha cancelado puntual sus obligaciones, pero quiere aligerar sus mensualidades y pagar USD 50 o USD 100 menos, ya que tiene incertidumbre de cómo evolucionará la situación económica del país este año y teme que sus ingresos disminuyan. Una cuota menor puede permitirle ahorrar, por si se presenta una contingencia.

El Biess emprendió el plan de reestructuración y refinanciamiento de deudas para afiliados que, como María, tienen hipotecarios en la entidad y quieren aliviar los pagos, o han perdido su empleo. Se trata del programa denominado Reactívate.

Al reordenar las obligaciones los usuarios evitan que la entidad inicie las coactivas.

El nuevo servicio está dirigido a quienes estén en mora por 180 días o más. También está enfocado en las personas que se encuentran al día en sus pagos, pero quieren rebajar el monto de la cuota, ya sea porque sus ingresos disminuyeron o porque quieren aligerar el peso de la obligación con el Biess.

El trámite se puede gestionar a través de la página web de la institución y en los balcones de servicio disponibles en 30 puntos de atención a escala nacional. Además, se brinda información en dependencias del IESS.

Para aplicar, los clientes deben presentar documentación que justifique su situación laboral y económica, ya sea que estén sin empleo, que tengan una menor capacidad de pago respecto a cuando contrataron el préstamo, o que quieren acomodar mejor sus cuotas aunque sus ingresos no se hayan reducido.

Roles de pago, contratos laborales, cartas de renuncia o despido son algunos de los papeles que servirán para certificar la condición del aspirante. El Banco cotejará la información con reportes del IESS y revisará si el usuario posee más obligaciones en otras instituciones bancarias con el fin de conocer cuál es la situación financiera real de quien solicita el servicio.

El plan Reactívate permite reprogramar los créditos hasta un plazo de 30 años e incluso, dependiendo del caso, se puede acceder a períodos de gracia de hasta seis meses para el pago de capital.

El cliente escogerá los tiempos que considere más convenientes. El sistema informático del banco ofrece un simulador en el que el usuario puede repasar varias opciones de cuotas y plazos hasta dar con lo que más se ajuste a su situación.

Rubén Darío Carrera, director de Balcón de Servicios del Biess, aclara que las operaciones mantienen la tasa de interés original con la que se contrató el hipotecario.

Lo anterior quiere decir que si María se acoge al plan, la reestructuración le permitirá pagar mensualidades menores, pero el interés del 8,9% seguirá intacto.

El banco recomienda ingresar la solicitud durante los ocho o 15 primeros días de cada mes, para que sea procesada ese mismo mes. Luego de esas fechas, todos los requerimientos se tramitarán el siguiente, explicó Vanessa Salazar, coordinadora del Balcón de Servicios.

Las aplicaciones las evalúan analistas de cobranza, quienes en un lapso de 72 horas notifican, por correo electrónico, si la persona interesada es apta para acceder al beneficio de la entidad. Si se acepta, en el mismo correo aparecerá una lista con los pasos a seguir y la documentación requerida para completar el trámite.

Cuando la vivienda tiene más de cinco años de antigüedad la institución solicita el avalúo actual del bien, para conocer las condiciones en las que se encuentra, detalla Vanessa Salazar.

Con estas medidas, la entidad se planteó que hasta fin de mes bajará la morosidad en 2,5 puntos porcentuales.

Actualmente, la mora en el Biess llega al 10,31%, que es superior al promedio del 3% que se maneja en instituciones privadas.

De los 210 000 clientes con hipotecarios colocados por el Banco del Seguro Social, unos 22 000 están en mora y podrían acceder a la reprogramación de sus préstamos.

Desde que arrancó la campaña de difusión, el 3 de febrero del 2020, hasta el momento 146 personas ya se han acercado a las oficinas del banco a consultar cómo aprovechar el nuevo servicio financiero, que estará disponible este año. Las autoridades no han aclarado si se extenderá por más tiempo.

En contexto

El Banco del Afiliado financia viviendas de hasta USD 460 000. Ofrece tasas que van desde el 5,99% y sin entrada, dependiendo del monto. Cubre vivienda terminada, en construcción, ampliación o remodelación, compra de terreno, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (51)
No (24)