29 de noviembre de 2018 17:49

Una red que estafó por más de USD 1 millón a través de redes sociales fue capturada, según la Policía

Foto: Cortesía Policía Nacional

Foto: Cortesía Policía Nacional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 22
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luego de 11 meses de investigación, la Policía Nacional desarticuló una red de estafadores y extorsionadores que operaba a través de redes sociales. La organización delictiva estaba integrada por 19 personas que fueron detenidas.

El operativo se ejecutó la madrugada de este jueves 29 de noviembre de 2018 en los cantones Durán, Milagro, Naranjito, Isidro Ayora (Guayas) y en la ciudad de Machala (El Oro). Entre las evidencias los agentes decomisaron documentos bancarios, dos armas de fuego y 26 celulares.

La organización delictiva colocaba anuncios de venta de vehículos en páginas web y redes sociales. Luego de negociar con los compradores el precio de un auto por USD 20 000, exigían un abono USD 5 000 mediante depósito o transferencia bancaria para hacer la reserva y posteriormente la entrega. Sin embargo, los antisociales no cumplían el trato.

Henry Herrera, jefe nacional de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) explicó que los sospechosos amenazaban a los clientes cuando llamaban a reclamar por el reembolso del dinero o exigir la entrega del vehículo. La red usaba la fachada de empresas privadas o públicas para generar confianza.

“Ellos decían a las víctimas que sabían dónde vivía, dónde trabajaba, por dónde transitaba y los amenazaban de muerte para que no denuncien”, dijo.

Según la Policía, la Fiscalía receptó un total de 76 denuncias a escala nacional y reportó una afectación de USD 1 millón entre todos los perjudicados. Las autoridades no descartan que aparezcan más perjudicados. Las ciudades donde se reportaron casos fueron Guayaquil, Quito, Loja, Ambato, Riobamba, Cañar, Santo Domingo, Pedro Carbo, Urdaneta, Daule, Manta, Machala, Cuenca y Cañar.

Las investigaciones policiales determinaron que el líder de la organización tenía una cuenta bancaria a la que llegaban todos los valores recolectados. Posteriormente transfería distintas sumas a las cuentas de sus colaboradores por los servicios prestados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)