17 de September de 2009 00:00

La recesión económica lleva un alto costo para América Latina

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios, Agencias
 negocios@elcomercio.com

La crisis que se desencadenó con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers ha tenido un costo alto para América Latina.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), los países más afectados fueron los que apostaron por  el libre comercio y la globalización: México, Chile y Colombia.
 
Según la Cepal, esos tres países vieron retroceder sus indicadores laborales sobre el promedio regional. Además, México y Chile son los países que más han visto caer su PIB en este año.
 
Desde septiembre de 2008, cuando cayó Lehman, América Latina  ha perdido USD 300 000 millones en  exportaciones, capitalizaciones y remesas,  según cifras de los gobiernos de la región consultados por la agencia DPA.
 
El menor flujo de divisas arrastró a 3,4 millones de personas a engrosar las filas del desempleo este año, obligando a los gobiernos a inyectar USD 60 000 millones  en planes fiscales, liderados por las intervenciones de Argentina, Brasil, Chile y Panamá.
 
La crisis financiera global tuvo en América Latina una expresión esencialmente comercial, que derivó en una precarización de la economía de las familias.

En cifras, las exportaciones bajarán en este año en USD 221000 millones  a fines de 2009 y las inversiones directas externas en hasta 60 000 millones , según la Cepal.

La reducción de las remesas  afectó  con más fuerza a los países de la Comunidad Andina y del Mercosur, según anunció Cepal.
Pero el impacto no es un tema solo estadístico. México, Colombia y Uruguay anunciaron ya que la pobreza creció en sus tierras.

En América Latina, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prevé que ocho millones de personas caerán en pobreza, elevando el ejército de pobres  a 190 millones de personas.
 
En medio de ese pesimismo, surgieron, sin embargo, señales positivas. Las estabilizaciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú auguran el inicio de la reactivación prevista para 2010, coinciden la Cepal y el BID.

Brasil
Brasil sufrió poco  la crisis

Brasil es el país de la región que menos ha sufrido por la crisis. El ministro de Economía de ese país, Guido Mantega, aseguró que la crisis mundial “tuvo un costo bajísimo” para las finanzas de la principal  economía  de América Latina.

El PIB  brasileño  creció 1,9% en el segundo semestre de 2009, después de dos trimestres consecutivos de resultados negativos (-0,8% y -1%). 
 
El Ministro celebró la salida de la recesión. Brasil será una de las pocas economías de la región con un crecimiento en 2009. El Gobierno proyecta un alza de 1%.

La clave de Brasil ha sido gastar entre el 1 y el 5% del PIB en medidas para enfrentar la crisis, como la reducción del Impuesto al Producto Industrializado (IPI), que bajó el costo de electrodomésticos y automóviles hechos en Brasil y los hizo más competitivos en el mercado mundial. 
 
México
La economía de México cae

México es el país al que peor le ha ido con la crisis. La principal explicación es su alta dependencia de las exportaciones a Estados Unidos y Europa.

La debacle se evidencia en el desempeño del PIB, con una caída del 8% en el primer trimestre del año y del 10,30% en el segundo. La producción industrial de México en julio cayó un 6,5%, en una tasa anual, pero mostró una recuperación del 2,84 % con respecto al mes anterior. En tanto, la Inversión Fija Bruta cayó en junio un 12,7% en comparación con el  mismo mes de 2008.
 
Para contrarrestar la crisis,  el Gobierno mexicano alista una reforma tributaria. El paquete incluye un impuesto del 2% al consumo,   destinado al combate a la pobreza, que se agrega al 15% del Impuesto al Valor Agregado y un 2% al Impuesto a la Renta. Los críticos advierten que esa reforma inhibirá la inversión y el empleo.

Perú
Los andinos sienten la crisis

En su conjunto, la economía peruana ha tenido un crecimiento del 0,09%  en el transcurso de 2009, aunque en comparación con 2008 sí ha  registrado un retroceso.

De todas maneras, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) tiene buenas previsiones para este país, que será uno de los pocos que en América Latina tendrá  un resultado positivo en la economía a pesar de los efectos de la crisis global.
 
En tanto, Colombia tiene dos  trimestres consecutivos con una reducción del PIB anual, de -1% y de -1,60%, en el primer y segundo trimestre  del año,  respectivamente. Sin embargo,  el talón de Aquiles de este país es el desempleo, que en junio se ubicó en 11,40% con una tendencia al alza; uno de los más altos de la región.
  
El consumo de los hogares en Colombia cayó un 5,2% en el primer semestre del año.

Venezuela
La crisis toca a Venezuela

La economía de Venezuela se contrajo por primera vez en más de cinco años, durante el segundo trimestre del año.
La principal razón es la debilidad por una sensible caída en sus vitales ingresos petroleros como consecuencia de la crisis global.

El Banco Central de Venezuela reportó  que el Producto Interior Bruto (PIB) del segundo trimestre del año decreció un 2,4% respecto al mismo lapso de 2008.

El resultado viene tras 22 trimestres consecutivos de crecimiento en medio de la bonanza económica que vivió el país por los altos precios del crudo en el mercado mundial y que se vio truncada a mediados del año pasado por la crisis externa.

En tanto, el PIB del sector petrolero se contrajo un 4,2% en el segundo trimestre frente al mismo período  de 2008. Esto debido a los recortes en la producción decididos por la OPEP.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)