9 de septiembre de 2020 00:00

Reactívate Ecuador entregó hasta ahora USD 54,5 millones

Dulcería La Bonbonnière, en Guayaquil, accedió a un préstamo de Reactívate.

Dulcería La Bonbonnière, en Guayaquil, accedió a un préstamo de Reactívate. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Evelyn Tapia
y Priscilla Alvarado (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde que se activó la línea de crédito productivo Reactívate Ecuador, el 25 de mayo pasado, 1 458 negocios afectados por la crisis han accedido a este préstamo.

El crédito tiene una tasa preferencial de 5%, seis meses de gracia y 36 meses de plazo.

El monto desembolsado hasta el 7 de septiembre pasado, según el Ministerio de Finanzas, es de USD 54,5 millones; esto es, 10,8% de los 500 millones que anunció que estarían disponibles para créditos a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Jonathan Arévalo, dueño de una bodega de arroz en Milagro, recibió el crédito ocho días después de haber presentado los documentos. Fueron USD 40 000 que destinó al pago de proveedores y sueldos de cinco colaboradores.
María Isabel Zambrano, propietaria de dulcería La Bonbonnière, en Guayaquil, también accedió a financiamiento.

La deuda que mantenía el negocio hasta mayo, por el cierre de sus tres locales, ascendía a USD 20 000. “Antes habíamos analizado hacer avances en las tarjetas de crédito. Teníamos deudas con proveedores, impuestos, Seguridad Social, el pago de la nómina”, detalló.

El dinero también se usó para invertir en insumos de bioseguridad del personal.

Según Finanzas, hay USD 59,9 millones, correspondientes a 1 472 operaciones que ya fueron aprobadas, pero el dinero aún no ha sido acreditado en la cuenta de los solicitantes.

En el mercado, la tasa de interés promedio para un crédito productivo para pymes es de 10,6%; y para el microcrédito, las tasas van desde 19,2% hasta 26%, según el Banco Central.

De ahí que el interés de 5% del nuevo crédito, que se ofrece a través del Pacífico, es lo que más atrae a los negocios.

Pero el tiempo que tarda el banco en dar una respuesta es una traba para las empresas que tienen urgencia de liquidez, coincidieron Gustavo Ruiz, presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria de Pichincha (Capeipi) y Lilia Villavicencio, presidenta de la Cámara Nacional del Calzado de Ecuador (Caltu).

Ruiz contó que, desde mayo, 180 agremiados de Capeipi presentaron solicitudes, y ninguno ha obtenido el crédito. “Por la demora, muchos empresarios tuvieron que optar por créditos tradicionales”.

Wladimiro Córdova, propietario de Terrazos de los Andes, contó que hace dos meses pidió USD 85 000 para sostener su negocio, que está en el rubro de la construcción. Todavía no ha recibido respuesta. “Nos sentimos decepcionados, hemos estado trabajando al costo e incluso a pérdidas”, dijo.
Córdova usó ahorros y su tarjeta de crédito para pagar sueldos y el decimocuarto a sus 16 trabajadores. “Tuve que refinanciar una deuda que tenía, a una tasa del 23%”.

Diego Olmedo, asesor financiero de una firma que factura menos de USD 2 millones, solicitó un crédito de USD 150 000. Le aprobaron USD 20 000 y para el resto le pidieron que incluya una garantía hipotecaria. “Ya tenemos casi un mes esperando los USD 20 000 y no nos desembolsan”, dijo.

Según Olmedo, el crédito debería entregarse con más rapidez y a negocios que generen más encadenamiento productivo, “de lo contrario la iniciativa no tiene sentido”.

El pasado 27 de agosto, Roberto Dunn, presidente de la Corporación Financiera Nacional (CFN), que posee las acciones del Pacífico, señaló en una entrevista radial que el banco ha tenido que usar sus propios recursos para entregar los créditos, a la espera de que Finanzas entregue el dinero.

El Ministerio negó esta aseveración y señaló que los recursos se han ido entregando en función de la demanda.

La Cartera aclaró, además, que los USD 500 millones no se destinarán solo al Pacífico, sino también a otros bancos que podrían sumarse al plan.

El Gobierno anunció que destinará, también para reactivación, USD 260 millones para garantías y créditos en la CFN; 93 millones para crédito y garantías a través de la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafips); y 300 millones para que bancos -Pichincha y Guayaquil- gestionen préstamos. En total, son 1 150 millones que se financian de multilaterales y de la DFC (Corporación de Inversiones de Estados Unidos).

Según Finanzas, se han colocado 3,8 millones de los recursos esperados para Conafips. Y prevé iniciar la colocación a través de CFN, dentro del programa de reactivación, este mes. CFN y el Pacífico dijeron que Finanzas era el vocero oficial sobre el programa.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (5)