24 de August de 2009 00:00

El rayo que estremeció al mundo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Berlín.  AFP, DPA y Reuters

El  Mundial de Atletismo terminó ayer con EE.UU. al tope del medallero, pero con el jamaiquino Usain Bolt como estrella indiscutible. El caribeño de 23 años ganó tres títulos (100 m, 200m y 4x100 m), rompió dos marcas mundiales y conquistó al público con su carisma. 

Eso tiene muy feliz a Puma,  el principal patrocinador de Bolt. El estilo casual del  campeón, sumado a su simpática arrogancia y amor por llamar la atención, es clave en su impresionante conexión con los aficionados jamaiquinos y del resto del mundo. Una agencia francesa de marketing deportivo cree que Puma ganó USD 350 millones gracias al impacto logrado por Bolt en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008, en los que ganó tres medallas de oro.
 
Ahora se espera que Puma, afectada como todas las firmas del sector por la crisis mundial, obtenga réditos similares  gracias al nuevo éxito de Bolt, que de desató la locura cuando, al competir en los 100 metro planos,  detuvo el cronómetro en  9,59 segundos.  Eso llevó a los especialistas a discutir sobre cuál es el  límite  humano para cubrir esa distancia. 
  
No obstante, la imagen de Bolt levantando  los zapatos anaranjados de Puma, elaborados exclusivamente para su disfrute,  pasará a la historia.

Por supuesto, Bolt no es el único héroe en Berlín. En esta página están destacados algunos de los personajes más relevantes del mundial, aunque por espacio se han quedado muchos afuera. Por ejemplo, los demás integrantes del equipo jamaiquino de velocidad, cuya labor permitió humillar de nuevo a EE.UU. De las seis pruebas que integran el denominado ‘sprint’, cinco las ganó Jamaica. Fue una paliza.

EE.UU. volvió a tener una presentación agridulce, sobre todo por las descalificaciones  de sus equipos de relevos en 4x100, tanto femeninos como masculinos.

Las damas sufrieron la lesión de Muna Lee en plena competencia. Los varones, en cambio, entregaron mal el testigo en la semifinal y no pudieron correr en la
final contra los jamaiquinos.

No obstante, Allyson Felix, con su triplete en 200 metros (la primera en conseguirlo en la historia) hizo  sonreír a la potencia estadounidense.

La lista de las decepciones también es larga. Se destacan las de esta página, aunque también fue un fiasco la  presentación del  panameño Irving Saladino, campeón olímpico que terminó fuera del podio de salto en longitud.

Finalmente, el Mundial también será recordado por la duda sobre el género de la sudafricana Caster Semenya, ganadora de los 800 metros pero acusada de ser
hermafrodita. Los exámenes  determinarán la verdad sobre su condición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)