21 de agosto de 2019 00:00

Alexis Mera reclamó a Rafael Correa por ‘ungir’ a Moreno

El exvicepresidente de la República Jorge Glas fue recluido en la Cárcel 4 de Quito, el 2 de octubre del 2017. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El exvicepresidente de la República Jorge Glas fue recluido en la Cárcel 4 de Quito, el 2 de octubre del 2017. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 148
Triste 2
Indiferente 10
Sorprendido 6
Contento 38
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Era mayo del 2017 y Rafael Correa dejaba el poder. Solo un mes después, las indagaciones por la trama de corrupción perpetrada por Odebrecht apuntaban al entonces vicepresidente Jorge Glas, tras la captura de su tío Ricardo Rivera.

El círculo íntimo del exjefe de Estado se mostraba preocupado por lo que sucedía y comenzaba a tejer hipótesis para ver si existen o no pruebas judiciales en su contra.

Todo quedó registrado en el celular del exsecretario jurídico del correísmo Alexis Mera.

Hoy, él es procesado por el caso Sobornos y el material que los peritos obtuvieron de su celular está en poder de la Fiscalía y de los abogados.

Las conversaciones aparecen en más de 60 páginas judicializadas. Por ejemplo, el 25 de septiembre del 2017, Mera le dice a Glas: “Salió en las noticias que le mandas a tu tío información relacionada con Glory (‘offshore’ usada para depositar las coimas de Odebrecht). Sería el clavo del ataúd”.

Para entonces, las investigaciones revelaron que en la computadora de Rivera se encontró material de la Vicepresidencia de la República. Pero Glas cuestionó permanentemente la validez de la prueba.

Sin embargo, en los mensajes cruzados con Mera y que están en el expediente Sobornos 2012-2016, un exalto funcionario del correísmo le dice: “Sí hay correos de la Vicepresidencia de la República en la computadora de Rivera”.

Explica que uno es “un Quipux corriendo traslado de un pedido de audiencia con el VP de unos italianos interesados en Fruta del Norte”.

Le dice que otro tiene relación con “pliegos bajados de la web de compras públicas” y que el tercero es un gráfico de la evolución de la labor del VP, publicado en Twitter”.

“Creo que se va a joder Jorge”, dice Mera al excolaborador de Carondelet.
Correa, en cambio, defiende a su exvicepresidente. “Esto es gracias a LM”, le indica a Mera.

Este le responde: “Y gracias a tu brillante decisión de ungirlo, sabiendo exactamente lo que iba a pasar”.

“No lo sabía”, asegura Correa el 9 de agosto del 2017, según los datos de la Fiscalía.


Dos meses después, el exvicepresidente fue encarcelado.
Para esa fecha, Correa y Alexis Mera señalaban a un excercano colaborador y lo acusaban de forzar para que encarcelen a Jorge Glas. “Dicen que anda presionando por la prisión de Jorge por este tema”, indica Mera a Correa.

El expresidente responde: “¡Hace rato! ¡El tipo está loco!”. A otro exfuncionario lo acusa de ser el “hombre del maletín”.

Los peritos extrajeron cientos de chats. En uno de estos, el exsecretario jurídico manifiesta al expresidente lo siguiente: “¿Leíste la grabación del tema poliducto? Tú hablando por los incrementos de precios y Jorge aceptando el incremento a USD 540 millones. ¡Qué difícil entenderlo!”.

También le asegura: “Me cabrea su lenidad. Recuerda cómo te indignaste por el incremento a USD 540 millones y él terminó aceptando”.

Según expediente, el círculo íntimo del Correa identifica a “traidores”. Usan términos como “rasputín criollo”, “antítesis de Robespierre”.

Cuestionan a la Contraloría y la califican de corrupta.
También hablan de funcionarios como Walter Solís, que para la fecha de la conversación (11 de junio del 2017) estaba prófugo de la justicia.

Mera sostiene haber conocido que salió por Perú y aconseja al Ministerio de Justicia que la embajada americana retire la visa de Solís y asegura que él tiene una casa en Miami.

“Creen que él es inocente”, dice y cuestiona a Correa y a Glas por creer al exsecretario del Agua, acusado de peculado.

“Todo mi apoyo en el tema Solís. Me voy a pelear con Rafael por este tema, si no estoy peleado ya”, dice Mera a los entonces funcionarios de la Secretaría de Justicia.

La Fiscalía analiza todos estos datos y asegura que seguirán las investigaciones.

“Actuamos técnicamente, sin cálculos políticos, con base en la verdad procesal en los tribunales”, señala la fiscal General del Estado, Diana Salazar.

En el caso Sobornos están procesadas 26 personas, entre ellas Correa. Mera tiene arresto domiciliario.

En los chats que tiene la Fiscalía, él asegura en el 2017: “Yo me quería ir de este país. Quería regresar al anonimato. No he tenido ningún incidente, pero estoy cabreado que todo mundo me observe por todos lados”. Además, se lamenta de que EE.UU. no le haya dado el beneplácito para ser embajador en ese país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (127)
No (18)