3 de August de 2009 00:00

Radio sacada del aire en Venezuela transmite en la calle

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Caracas, AFP

La radioemisora venezolana CNB, sacada del aire junto a otra treintena el pasado fin de semana, empezó a transmitir con altoparlantes desde una plaza de Caracas este lunes, mientras periodistas realizaban acciones de protesta en diversos puntos de la capital.

A la seis de la mañana, periodistas y locutores de CNB comenzaron su jornada en la plaza Alfredo Sadel de la capital, donde se detenían los transeúntes a expresar su solidaridad.

CNB, circuito radial que tenía alcance nacional, perdió la licencia de cinco de sus emisoras, entre ellas la de Caracas y desde el sábado por la mañana, su estación en Caracas transmite sólo por internet.


El ministro Diosdado Cabello, responsable de Conatel, ente regulador de las telecomunicaciones, anunció que esta emisora, junto a otras 31 radios y dos televisoras regionales no cumplían con todos los requisitos legales para operar.

“Las cerraron como si fueran una quincallería”, lamentó un periodista en el lugar. “Sí, pero con la diferencia de que la quincallería la cierran sólo por tres días”, le respondió otro.

Pocas cuadras más lejos, un grupo de periodistas se reunió a las puertas de la Conatel para protestar por la medida.

Con pancartas hechas a mano, los reporteros protestaban “contra la censura y el radiocidio”, mientras los conductores sonaban sus bocinas al pasar y un cordón de policías antidisturbios cerraba el paso a la entrada del edificio.

“Esta es una acción simbólica para dejar en evidencia nuestro profundo descontento por el cierre de las radios. Además, expresamos nuestro completo rechazo al proyecto de ley sobre delitos mediáticos”, dijo a la AFP la periodista Laura Weffer.

“Estos dos eventos no pueden ser considerados como hechos aislados. Son parte de una política de Estado para censurar e intimidar”, señaló.

Una propuesta de la Fiscalía sobre una ley sobre delitos mediáticos, que contempla penas de prisión de hasta cuatro años por la difusión de  “informaciones falsas” que puedan atentar contra “la seguridad nacional” o “la salud mental” será recibida este martes por una comisión del Parlamento para su evaluación.

Ante la sede del ministerio de Obras Públicas de Caracas, del que depende Conatel, otros periodistas se concentraron llevando mordazas en la boca y paralizando el tráfico.

“El Estado tiene la potestad de administrar el espectro radioeléctrico, pero eso no puede ser arbitrario ni antojadizo”, dijo Andrés Cañizález, investigador de la comunicación en la Universidad Católica Andrés Bello.

“Se anunció hace poco más de un mes el inicio de este proceso. Las emisoras han estado en zozobra esperando saber cuál era la lista, que se divulga en el mismo momento en que se ordena su salida del aire, lo cual limita totalmente su posibilidad de defenderse ante la justicia o ante la propia Conatel”, comentó.

Conatel realizó en junio un censo de las emisoras de radio que funcionan en el país, para el que se solicitaba a las concesionarias que presentaran la documentación que avala la vigencia de su licencia.

Según el organismo, 240 radios y 45 televisoras no acudieron a entregar la documentación requerida, y por ello deben salir del aire.

“Incluso si esas emisoras hubiesen estado infringiendo la ley, lo han hecho por muchos años. El Estado les ha cobrado impuestos, lo que indica que por la vía de los hechos se les ha reconocido las licencias”, aseveró Cañizález.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)