Zona azul de La Carolina extiende su horario hasta l…
Joven muere apuñalado al esquivar un robo, en Machala
Nayib Bukele tilda de 'corruptos' a expresidentes de…
Volcán Sangay emite columna de ceniza que puede caer…
Hermanos Isaías desistieron de demanda en contra del…
Segunda sentencia en caso del secuestro de un recién…
Hombre fue sentenciado a 17 años de prisión por homi…
Más de 50 hectáreas de vegetación han sido consumida…

Venta de eucalipto se multiplica en el centro y sur de Quito

A 50 centavos se ofrece un atado de eucalipto que se oferta en el centro y sur de Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

A 50 centavos se ofrece un atado de eucalipto que se oferta en el centro y sur de Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

A 50 centavos se ofrece un atado de eucalipto que se oferta en el centro y sur de Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Una imagen se suma al paisaje quiteño durante la emergencia sanitaria por el covid-19: personas vendiendo eucalipto. A 50 centavos se ofrece un atado de la especie que se puede encontrar, por ejemplo, en las laderas del Pichincha.

Enrique Tapia es una de las personas que se lanzó a las calles del sur de Quito para comercializar los ramilletes.

El hombre, quien se encontraba en el sector de la Biloxi, dio cuenta de que hay quienes entregan los atados al por mayor. Él llegó al lugar a las 07:00 y compró ocho para probar suerte.

En el mismo sector, a la altura de la avenida Ajaví, una familia, incluidos dos menores, caminaba con costales llenos de eucalipto.

Más hacia el sur, en el ingreso a Lloa, una mujer parqueó una carretilla llena de ramas, también dispuesta a comercializarlas. En todos los casos, la cuña era la misma: “lleve el eucalipto contra el coronavirus”. Tapia contó la dinámica luego de adquirir los ramilletes: barrer la casa con estos.

Otros comerciantes daban una receta distinta: hervir agua, colocar las hojas, a manera de infusión, y con ese vapor purificar la vivienda.

Al eucalipto se le atribuyen propiedades como la desinfectante y antiséptico para tratar varios procesos virales y afecciones respiratorias.

Los parterres también se convirtieron en puntos de venta del eucalipto. Otro producto que se vende es el limón, a un dólar la malla de 20 unidades.