Corte IDH estudia caso sobre destitución arbitraria …
Lasso se reúne con su Gabinete de ministros por prim…
Intento de falsificación de vacunas contra covid-19 …
Couriers y usuarios se alistan para cambios en compr…
Un catálogo digital para adquirir los dulces de Corp…
Un policía asesinado y otro herido en un ataque arma…
Una marcha por la paz se cumplió en Telimbela, Bolívar
El Municipio de Guayaquil entrega audífonos a niños …

La venta de eucalipto afecta a los bosques del suroriente de Quito

Vendedores ofertaron los atados en las calles del sector de  Santa Rita, en el sur de la capital. Foto: EL COMERCIO

Vendedores ofertaron los atados en las calles del sector de Santa Rita, en el sur de la capital. Foto: EL COMERCIO

Vendedores ofertaron los atados en las calles del sector de Santa Rita, en el sur de la capital. Foto: EL COMERCIO

Las personas llegan en camionetas a los bosques ubicados en el suroriente de la capital y llenan los baldes con ramas de eucalipto que cortan de los árboles. Esta escena se repite a diario alrededor de los barrios Jardines del Sur, Ciudad Jardín, Bellavista y Divino Niño. Las ramas son comercializadas en el centro y sur de la ciudad como ‘un remedio’ para prevenir y combatir el covid-19.

Enrique Tapia es una de las personas que comercializa los ramilletes en la Biloxi, en el sur. Cuenta que hay una organización que le entrega los atados al por mayor. Él vende las ramas a USD 0,50, pero en otros lugares se las oferta hasta en USD 1. Escenas de personas cargando eucalipto en carretillas, costales o sobre la espalda se repiten a lo largo de la av. Mariscal Sucre, la Ajaví, en el ingreso a Lloa, en el Camal, en la Morán Valverde, en Chillogallo, la Magdalena y la Mena.

Estefanía Grunauer, supervisora de la Agencia Metropolitana de Control (AMC), indica que la entidad ha recibido denuncias desde la semana pasada sobre esta actividad y se han realizado operativos.

Añadió que desde el 16 de marzo, el alcalde Yunda dispuso la suspensión temporal de todas las actividades económicas en espacios públicos. Hasta ahora, 1 700 vendedores no regularizados han sido retirados de las vías, sobre todo en los alrededores de los mercados. Además, se han registrado 113 actos de inicio de procesos sancionatorios. Al menos el 20% de ellos por ofertar eucalipto. El resto por venta de frutas, legumbres y mascarillas. Los infractores son procesados por mala utilización del espacio público, que contempla una multa de USD 100.

Grunauer dice que la tala de árboles implica una falta más grave, y que, luego de recibir alertas, están realizando operativos en los bosques del sur. Sin embargo, no es posible colocar personal permanente en esas zonas debido a que es prioritario el control en los comercios de la urbe.

El fin de semana, la Intendencia de Pichincha y la AMC hicieron un operativo en el bosque del sector La Cocha de Quitumbe, en el sur. Los moradores del barrio Jardines del Sur, a la altura de El Troje, denunciaron que desconocidos destruyen el bosque. Algunos vecinos incluso tomaron fotos y grabaron videos en los que aparecen mujeres cargando hojas y palos en costales y chalinas. Otros los cargan en las cajuelas de automóviles.

“Lleve el eucalipto contra el coronavirus”, “No se arriesgue a contagiarse”, se escucha en las principales vías del sur. Los vendedores recomiendan hacer hervir las hojas para que el vapor purifique la vivienda.

Hay estudios que demuestran que el aceite de eucalipto es un producto usado en tratamientos para combatir la tos, el asma y otras afecciones de las vías respiratorias. Además, se ha comprobado que tiene características antibacterianas y fungicidas. Sin embargo, no hay estudios científicos que prueben que esta planta puede servir para prevenir el covid-19, explica César Delgado, médico neumólogo y jefe de servicios de neumología del Hospital Metropolitano.

Dice que la información que asegura que los componentes de esta planta ayudan a combatir el virus, no está basada en investigaciones científicas.