Nebot dice que no apoyarán la creación de impuestos …
Fiscalía anuncia nueva investigación que vincularía …
Decomisan un arma y dos cuchillos durante operativo …
Hijo de Bolsonaro da positivo para covid-19 tras vol…
China declara ‘ilegales’ todas las trans…
Judicatura convoca a un nuevo concurso público para …
Hillary Clinton, rectora de una universidad irlandesa
Diálogo con asambleístas por Ley de Oportunidades ar…

Cientos de vendedores se tomaron la av. Martha Bucaram para comercializar sus productos en el sur de Quito

Los vendedores salieron a comercializar en la vía, pese a que el Municipio prohibió esa actividad para evitar el riesgo de propagación del coronavirus. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los vendedores salieron a comercializar en la vía, pese a que el Municipio prohibió esa actividad para evitar el riesgo de propagación del coronavirus. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los comerciantes salieron a ofertar sus productos en la avenida Martha Bucaram, este 5 de abril del 2020. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los comerciantes autónomos no regularizados no acataron las disposiciones de las autoridades de quedarse en casa debido a la emergencia sanitaria del covid19 y se colocaron en la avenida Martha Bucaram, de la Ciudadela Ibarra, en el sur de Quito, la mañana del domingo 5 de abril del 2020. Este Diario recorrió esa vía y se constató que los vendedores montaron una feria en la que se ofertó toda clase de productos.

Las frutas, hortalizas y verduras fueron colocadas sobre la acera junto a las camionetas que expendían mariscos, choclos y quesos. Cientos de personas compraban esos productos; unos utilizaban mascarillas y guantes, otros lo hacían sin protección.

Los vendedores salieron a comercializar en la vía, pese a que el Municipio prohibió esa actividad para evitar el riesgo de propagación del coronavirus. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Hubo comerciantes que salieron con productos que no son de primera necesidad. Vendían carteras, mochilas, películas y artículos usados como planchas y aparatos electrónicos. Un hombre vendía pinturas y las colocó sobre una pared, junto a una farmacia.

Algunos vendedores y compradores no usaban protección, como mascarilla y guantes. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Una papelería atendió al público. La gente se les acercaba a comprar y los dueños del local les atendían con la puerta enrollable abierta hasta la mitad de la entrada. También salieron los limpiaparabrisas a pedir dinero a los conductores de los vehículos.

Suplementos digitales