Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…

Testimonio de inseguridad: ‘Dos hombres con pistolas asaltaron en mi restaurante la noche del 14 de febrero’

El asalto se registró en el sector de la Whimper y Diego de Almagro, norte de Quito. Foto: Captura Google Maps

El asalto se registró en el sector de la Whimper y Diego de Almagro, norte de Quito. Foto: Captura Google Maps

El asalto se registró en el sector de la Whimper y Diego de Almagro, norte de Quito. Foto: Captura Google Maps

A las 23:30 del viernes 14 de febrero del 2020, el restaurante de Christian (nombre protegido), ubicado en la Whimper y Diego de Almagro, norte de Quito, fue asaltado. Le robaron USD 300 y se llevaron las pertenencias de los clientes que se encontraban allí. También maniataron a los empleados del local.

A continuación su testimonio:

“Tenemos el negocio desde hace 14 meses. A partir de octubre del 2019, delincuentes comenzaron a robar las pertenencias que la gente deja en los vehículos y rompían las ventanas. Luego, desde las 22:00 en adelante se registraban asaltos a quienes caminaban en el sector.

Incluso a mí me robaron en diciembre del año pasado. Rompieron la ventana posterior y se llevaron una computadora portátil, así como unos perfumes que guardaba en el auto. Los tenía en un lugar imperceptible a simple vista, pero creo que me vigilaron porque sabían dónde estaban mis cosas.

Ya había preocupación en la zona por la inseguridad, pero lo que ocurrió el viernes anterior en mi negocio fue lo más terrible. Nosotros atendemos hasta las 00:00 y, a las 23:30, los chicos que trabajan conmigo se alistaban para cerrar. A esa hora, todavía se encontraban unos cinco clientes.

En ese momento, dos hombres ingresaron al local gritando. Tenían pistolas y encañonaron a los chicos y clientes. Dijeron ‘esto es un asalto’ y ‘aflojen con todo’. Se llevaron billeteras, USD 300 de la caja, computadoras del local, celulares y las llaves de los carros de la gente.

Ese rato no pudieron comunicarse conmigo mis empleados y al otro día me enteré de lo qué pasó. Me reuní con ellos. Horas después, nos enteramos a través de las redes sociales que una chica halló las billeteras arrojadas sobre la acera, cerca del Colegio Borja 3, en la avenida República y Veracruz, al norte.

Acudimos al punto y ella entregó las carteras. Los jóvenes que laboran en mi negocio recuperaron por suerte los documentos. Una cuadra más arriba se localizaron las llaves del carro de una de las víctimas del atraco.

Al final del asalto, los ladrones se subieron a un automóvil. Las víctimas solo alcanzaron a ver que en ese vehículo iban un chofer y una acompañante. Se subieron y salieron rápidamente por la Whimper con dirección a la Diego de Almagro”.

Suplementos digitales