18 de July de 2012 14:41

Los socorristas siguieron las huellas de los extraviados en el Pasochoa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los bomberos Luis Guala y Mauro Pichucho, integrantes de la Fuerza de Tarea Conjunta, fueron quienes lideraron el primer grupo de rescatistas que en la noche del lunes entró al Pasochoa a buscar a los 14 jóvenes que fueron reportados como perdidos. Los dos tienen cinco años en la entidad.

Entraron al bosque a las 21:00. Solo sabían que había un grupo de desaparecidos, pero no tenían idea de la zona dónde podían estar. Guala cuenta que la primera duda que tuvieron que despejar fue qué rumbo tomar en el interior de la reserva. Apoyados con linternas, ubicaron las huellas que dejaron los excursionistas. Esa fue la principal guía, luego encontraron restos de comida y una caña de pescar.

Cuando encontraron la caña de pescar, aseguró Guala, se dieron cuenta que iban por el camino acertado. Los extraviados se comunicaron por teléfono con los bomberos y les informaron que entraron a la reserva con el propósito de pescar. Guala y Pichucho lideraron a un grupo de socorrismo integrado por seis personas.

Caminaron nueve horas, durante la noche y la madrugada. A las 04:00 decidieron acampar y descansar para recuperar fuerzas.  “Luchábamos con el terreno agreste. Al no encontrarlos llegamos a desesperar”, reveló Pichucho.

Los excursionistas fueron encontrados en la punta más alta del Atazaco. Los socorristas se sorprendieron porque para llegar allí tuvieron que superar pendientes complicadas. Los bajaron con cuerdas y luego emprendieron el retorno para que se reencontraran con sus familiares, que esperaban angustiados en el refugio.

Los especialistas recomiendan entrar a las reservas naturales y bosques en grupos. La compañía hace que los niveles de desesperación y miedo se reduzcan, en caso de que se dificulte el regreso. Esa fue una de las ventajas en la noche del lunes. “Como era un grupo grande, pudieron organizarse para cuidar a los más pequeños y racionalizar el uso de los recursos disponibles durante la noche”, explicó Guala.

Sergio Herrera y Édison Loyola permanecieron más de 12 horas en el volcán Pasochoca. Ellos también eran parte de los 15 bomberos, que divididos en tres cuadrillas, fueron a rescatar a los 14 jóvenes.

Desde las 21:00 del lunes hasta las 09:30 del martes caminaron por el borde derecho de la reserva, una zona llena de rocas y junto al río Sambache, por donde se conocía que los jóvenes ascendieron al Pasochoa.   

Ellos estaban con otros cuatro bomberos y dos padres de familia. La oscuridad no les permitía avanzar, el sonido del viento y del río no les permitía escuchar ni sus propias voces. Loyola contó que también se perdieron, no lograban salir de la montaña. “Queríamos llegar a la punta, pero fue imposible. Es lo más duro que hemos afrontado”.


Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)