La vacuna anticovid-19 también divide a familias
La precariedad del trabajo remunerado del hogar se p…
Población estudiantil venezolana está presente en 19…
La inseguridad preocupa a los vecinos de La Carolina
La conservación de bienes del patrimonio no despega …
El atleta olímpico Álex Quiñónez fue asesinado en Guayaquil
Presidente Lasso viajará a España a principios de no…
Metro deja insubsistente modelo de gestión aprobado …

La sesión solemne por el 10 de Agosto se realizó en la plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico de Quito

El alcalde Jorge Yunda exaltó el rol de la mujer quiteña, en el proceso previo al Primer Grito de Independencia. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El alcalde Jorge Yunda exaltó el rol de la mujer quiteña, en el proceso previo al Primer Grito de Independencia. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El alcalde Jorge Yunda exaltó el rol de la mujer quiteña, en el proceso previo al Primer Grito de Independencia, durante su discurso en la sesión solemne por el 10 de Agosto. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

El papel de la mujer quiteña en el proceso de Independencia fue destacado por el alcalde de Quito, Jorge Yunda. Lo hizo en su discurso, durante la sesión solemne que se realizó la mañana de este sábado, 10 de agosto del 2019, en la Plaza de Santo Domingo (Centro Histórico).

Ahí se realizó la sesión 015 (conmemorativa) del Concejo Metropolitano de Quito, por los 210 años del Primer Grito de Independencia. El acto tuvo lugar frente a ciudadanos que presenciaron la intervención del alcalde Yunda y de los miembros del Concejo.

“Qué importante el papel de la mujer quiteña en ese momento y en todos los de esta ciudad”, dijo Yunda, al referirse a la época previa al 10 de Agosto de 1809, cuando Quito se convirtió en la primera ciudad de Latinoamérica en conseguir la independencia de España.

Las palabras del Alcalde fueron a propósito del discurso de orden que presentó la concejala Analía Ledesma, en la sesión solemne. Ella destacó la valentía de Manuela Cañizares en el proceso independentista. Relató cómo, previo a la independencia, se realizaban reuniones en la casa de la precursora, quien alentó varios a hombres.

Ledesma hizo una invitación para que recordar esta fecha sea un motivo para continuar con la lucha contra la violencia hacia la mujer. Además, exhortó a las autoridades y ciudadanos a atender temas como la pobreza y la corrupción.

En la sesión, el concejal Bernardo Abad propuso cambiar el orden del día y presentó ante el Concejo la propuesta de que se pida formalmente al Ministerio de Defensa y a la Fuerzas Armadas que se institucionalice la parada militar cada año, en reconocimiento al 10 de Agosto.

La moción fue puesta a consideración de los 17 concejales presentes en la sesión conmemorativa pero no fue aprobada, ya que solo obtuvo cuatro votos afirmativos.

En la sesión realizada con la presencia de los ciudadanos también se realizó la toma de juramento a la concejala María José Plaza, alterna del concejal Eduardo del Pozo. El alcalde Yunda la declaró formalmente posesionada, luego de lo cual dio por instalada la sesión.

La sesión del Concejo fue clausurada con una invitación de Yunda para disfrutar de la programación cultural preparada para después de la sesión solemne. Los quiteños permanecieron en las sillas colocadas en la plaza de Santo Domingo, con paraguas para protegerse del intenso sol que acompañó la mañana de este sábado.

Cuando las autoridades se retiraron del escenario, subieron a este los Hermanos Núñez, quienes presentaron su tradicional repertorio, acompañados de la Banda del Cuerpo de Bomberos de Quito.

Suplementos digitales