Ecuador reabre su oficina comercial en Canadá
Un tercio del mundo, sin acceso a Internet
Derechos Lgbtqi+ registran avances desiguales alrede…
El arte apoya a la sostenibilidad del planeta en Miami
¿Quién es Emerson Curipallo, el juez que ordenó la l…
Saldar deudas e invertir son alternativas para el décimo
Ecuador diseña una hoja de ruta para la producción y…
Detienen a 18 personas en Bruselas por disturbios tr…

Semáforos nuevos tampoco se ajustan al flujo

En la  Mariscal Sucre.   Cada semáforo podrá  programarse cuando  se instale el sistema informático.

En la Mariscal Sucre. Cada semáforo podrá programarse cuando se instale el sistema informático.

La programación de los semáforos nuevos en la Mariscal Sucre no cambia según el flujo vehicular. En la vía se instalaron los primeros semáforos que serán parte de un nuevo sistema centralizado que estará completamente operativo en dos años.

Carlos Páez, secretario de Movilidad, explicó que para que los semáforos puedan funcionar con varios ciclos durante todo el día es necesario que, además de la infraestructura, se termine la instalación del sistema informático.

En Quito hay 830 intersecciones reguladas con semáforos. A mediados de julio, el Municipio y la Policía firmaron un convenio para la transferencia de 2 831 semáforos. Con el nuevo sistema, 600 intersecciones serán controladas desde un centro de gestión.

Entre Chillogallo y los Dos Puentes hay 24 intersecciones reguladas con semáforos. La continuidad del tránsito vehicular depende del flujo. William Campos, policía de Tránsito, explicó que en las horas pico, los aparatos no alcanzan a evacuar la cantidad de vehículos que se amontonan en un tramo de la vía. Con frecuencia, eso ocasiona que al conductor le detenga la luz roja en varios tramos consecutivos.

Durante un recorrido de 6 km, entre Chillogallo y el sector de La Mascota se constataron los problemas en la sincronización de las señales de tránsito.

El primer semáforo en rojo detuvo la circulación en la entrada a Santa Rita. Antes de poder cruzar las dos siguientes intersecciones, en Santa Bárbara y La Gatazo, también cambió la luz a rojo.

Mauricio Taday, taxista, aseguró que el problema no es nuevo. “La mala sincronización causa congestión, que empieza en la av. Rodrigo de Chávez. En las horas pico es peor”. Este conductor está consciente de que un adecuado manejo técnico favorecería su trabajo porque los tiempos de viaje y la congestión se reducirían.

Durante el recorrido, hubo la necesidad de detenerse frente a la luz roja, en 11 de las 24 intersecciones reguladas con semáforos. Para recorrer 6 km se necesitó 20 minutos, a una velocidad promedio de 25 km/h.

Otra de las razones que incrementa la congestión en esta avenida es el problema de los carros mal parqueados. Cuando un conductor parquea su vehículo, la vía se reduce de dos a un carril. Las maniobras que realizan los conductores cuando quieren rebasar al carro detenido incrementa el riesgo de accidentes.

Páez aclaró que por el mal uso del espacio público se sancionan aproximadamente a unos 200 vehículos diarios. Según el funcionario, el Cabildo trabaja en mejorar este sistema de control, según la capacidad operativa. Ayer, a lo largo de la av. Mariscal Sucre no se observó ningún tipo de control de la Policía Nacional ni Metropolitana sobre esta infracción.

Los nuevos semáforos estarán constituidos por controladores y cámaras de TV para el monitoreo constante del tráfico.