EE.UU. envía ayuda militar adicional a Ucrania en me…
Matanza en Playita del Guasmo apunta a venganza de L…
EE.UU. y Canadá coordinan ‘consecuencias masiv…
Dos choques dejan fallecidos y heridos en autopista …
Videos registran el movimiento del sismo en Japón qu…
Títeres se pasan a las redes sociales, para evitar e…
Tesoro al descubierto
COE cantonales se blindan por Ómicron

Secuencia gráfica de un robo en el bulevar de la 24 de Mayo, Centro Histórico de Quito, a plena luz del día

Un hombre que dormía en una de las bancas de la avenida 24 de Mayo e Imbabura, en el Centro Histórico de Quito, fue víctima de un robo ante la mirada de los transeúntes. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Un hombre que dormía en una de las bancas de la avenida 24 de Mayo e Imbabura, en el Centro Histórico de Quito, fue víctima de un robo ante la mirada de los transeúntes. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Un hombre que dormía en una de las bancas de la avenida 24 de Mayo e Imbabura, en el Centro Histórico de Quito, fue víctima de un robo ante la mirada de los transeúntes. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

A las 09:00 de hoy, lunes 27 de mayo del 2019, un hombre que dormía en una de las bancas del bulevar de la calle 24 de Mayo e Imbabura, en el Centro Histórico de Quito, fue víctima de un robo ante la mirada de los transeúntes que caminaban en el sector.

La víctima permanecía acostada y había una botella de una bebida alcohólica cerca de él. De eso se aprovechó un hombre para robarle sus pertenencias. En 10 minutos aproximadamente, le rebuscó los bolsillos de la camisa y el pantalón para sacarle la billetera, celular y otros objetos.

Incluso el hombre se sentó cerca a la víctima para revisar lo que llevaba en la cartera. Se robó el dinero y el teléfono, mientras que los documentos los volvió a introducir en los bolsillos. Trató de llevarse los zapatos, pero finalmente desistió de hacerlo.

El hecho ocurrió a una cuadra del destacamento policial del Circuito Panecillo. Más abajo se ubica la Unidad de Policía Comunitaria de la 24 de Mayo. En el momento en que ocurrió el robo no se observó a ningún agente en el sitio. El delincuente observaba a quienes presenciaron el hecho. 

Suplementos digitales