Un árbol bloquea carril exclusivo del Trolebús en El Ejido
Siniestro de helicóptero en Perú deja cinco fallecidos
Merkel traspasa el poder a Scholz en Alemania
A las 19:00 se encenderá el pesebre del Panecillo
En terminales de Quitumbe y Carcelén se vacuna contr…
Conaie arremete contra Llori y se advierte ruptura c…
Créditos de noviembre registran el mayor crecimiento del año
Decomisan una tonelada de droga en Urdesa, norte de …

15 personas sancionadas por comercializar monigotes en espacios públicos de Quito

Personal de la AMC realizó este 29 de diciembre del 2020 operativos en Quito. Foto: cortesía.

Personal de la AMC realizó este 29 de diciembre del 2020 operativos en Quito. Foto: cortesía.

Personal de la AMC realizó este 29 de diciembre del 2020 operativos en Quito. Foto: cortesía.

La mañana de este martes 29 de diciembre del 2020 arrancaron los operativos de control a la venta de monigotes y fuegos pirotécnicos en el Distrito Metropolitano de Quito. Personal de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) recorrió puntos estratégicos de Carapungo, Calderón, Solanda y la avenida Ajaví para hacer las supervisiones.

En total, 15 personas fueron sancionadas por vender muñecos en espacios públicos y deben pagar una multa de USD 100. Durante su intervención, los funcionarios de la AMC recordaron a los comerciantes que se ha restringido en los bienes de dominio y uso público la comercialización de materiales pirotécnicos. También la venta y quema de monigotes.

Eso incluye la combustión de globos con material inflamable en plazas, parques y demás espacios dedicados a la promoción turística, calles, vías o aceras, casas comunales, canchas, escenarios deportivos, conchas acústicas y otros bienes.

Las autoridades municipales recalcaron que la quema de años viejos está prohibida. La sanción económica es de USD 100 por comercializar pirotecnia o quemar muñecos en sitios públicos. La sanción puede ascender a USD 800, dependiendo los daños causados en las calles, avenidas, plazas, parques o aceras.

Los sitios autorizados para la venta de monigotes por fin de año

La comercialización de monigotes y fuegos artificiales en los espacios públicos está prohibida para evitar las aglomeraciones y el incremento de contagios de covid-19 en el Distrito Metropolitano de Quito.

Eso también implica que no se otorgarán permisos temporales para vender figuras en sitios tradicionales como la intersección de las avenidas Colón, América y Mariana de Jesús, la entrada al barrio Carcelén o las inmediaciones de la Tribuna del Sur de la ciudadela Atahualpa.

Sin embargo, las autoridades de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) han indicado que solo se podrá comercializar los muñecos en los locales que cuenten con la Licencia Única para el Ejercicio de Actividades Económicas (LUAE). El objetivo es reducir al máximo las acumulaciones de gente y que se respeten las medidas de bioseguridad en medio de la crisis sanitaria causada por el covid-19.

Uno de esos lugares es la distribuidora de monigotes que se ubica en la plaza Santa Clara y la calle Benalcázar en el Centro Histórico. Desde las 09:00, las figuras con la forma del covid-19, el presidente Lenín Moreno y otros personajes, se encuentran apiladas en la puerta para exhibirlas a los peatones.

A inicios de este mes, su propietario, Paúl Herrera, tenía expectativa de comercializar toda la mercadería, pero las ventas han sido bajas. En años anteriores, los comerciantes de otras provincias le hacían el gasto casi todos los días y se llevaban los muñecos al por mayor en camionetas.

Otro sitio es la ‘Fábrica de años viejos’, ubicada en las calles Venezuela y Riofrío del barrio América, centro de Quito.

Allí se utilizan materiales reciclados como papel y cartón. Su propietaria, Mariana Tufiño, cuenta que cada figura se expende a un precio único de USD 6. Hasta el momento ha vendido aproximadamente 100. Sus monigotes tienen una dimensión de 45 x 35 centímetros. “Ni siquiera tienen clavos, son amigables con el medio ambiente. Cuando se queman ni siquiera se producen cenizas, todo el muñeco se disuelve con el fuego”.

La mañana de hoy, martes 29 de diciembre del 2020, decenas de personas se acercaban a ese negocio. “Me llevo un Doraemon para que mi sobrino lo queme durante la noche del 31 de diciembre”, contó Tania Bravo.

Tufiño recuerda que su emprendimiento comenzó en el 2013 cuando su hija buscaba una actividad comercial para costear sus gastos de la universidad. En años anteriores se vendían más de 10 000 unidades y con ella trabajaban 10 madres solteras. “Antes hacíamos 45 modelos diferentes, ahora solo siete”.

Un sitio en donde se realiza la misma actividad comercial es el canchón de tierra localizado al interior del complejo del Deportivo Quito en Carcelén, norte de la urbe. Allí, los siete miembros de la organización ‘Senderos de Carcelén’ se organizaron para ofrecer los muñecos a diferentes precios desde USD 5 en adelante.

Una de sus integrantes, Mery Trejo, espera que las ventas mejoren en los próximos días. “Hasta el momento solo han adquirido un viejo (…) Por las prohibiciones de las autoridades hemos tenido pocos clientes en estos días”.

Mauricio Soria tiene un taller de monigotes en las calles Bartolomé Alvez y Rodrigo de Ocampo del barrio 5 Esquinas, al sur de la urbe. En esta semana, él los ha sacado afuera de su negocio para mostrarlos a la gente. Fabricó aproximadamente 150, pero apenas ha vendido unos 20.

A su criterio, las restricciones del Municipio perjudican las ventas al por mayor de su mercadería. “Ojalá que por lo menos los vecinos del barrio se animen a comprarme algo”.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales