Guillermo Lasso decreta estado de excepción en Azuay…
11 instalaciones policiales han sido destruidas dura…
Ministerio de Educación anunció nuevo proceso de sec…
Analistas: El diálogo es el único camino para salir …
Momento distendido se vive en El Arbolito
Virgilio Saquicela: Castanier y Ordóñez son pésimos …
Francisco Jiménez: Leonidas Iza tiene que deponer su…
Sectores productivos de Azuay piden declarar a la pr…

Fuerte lluvia y de corta duración, cayó en la capital la tarde del 24 de marzo

En la tarde del sábado 24 de marzo de 2018 se registró en Quito una fuerte lluvia, pero de corta duración. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

En la tarde del sábado 24 de marzo de 2018 se registró en Quito una fuerte lluvia, pero de corta duración. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

En la tarde del sábado 24 de marzo de 2018 se registró en Quito una fuerte lluvia, pero de corta duración. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

Una fuerte lluvia cayó en varios sectores de Quito a partir de las 13:30 de este sábado, 24 de marzo del 2018.

Las personas que se encontraban en parques y calles debieron buscar algún lugar para resguardarse de la lluvia. Y otros sacaron sus paraguas para continuar con su trayecto.

Según indicó el Instituto Nacional de Metereología e Hidrología (Inamhi), el calentamiento que se registró en horas de la mañana, sumado a la humedad que ingresa a la atmósfera provocan chubascos.

Sin embargo, la lluvia fue corta en algunos sectores de la urbe. Estas condiciones atmosféricas afectan principalmente al sur de Quito y los valles.

Además, el Inamhi señaló que las lluvias podrían estar acompañadas de descargas eléctricas y ráfagas de viento. Así que recomendó estar alertas.

Es importante recordar que la lluvia es más peligrosa al inicio, cuando la carretera aún no está muy mojada. La mezcla de grasa y polvo con las primeras gotas de lluvia convierten el asfalto en una superficie resbaladiza y poco adherente.

Hay que recordar que sobre una carretera mojada, el coche necesita más distancia para detenerse sin peligro. Cuando llueve, lo aconsejable, es doblar la distancia de seguridad. Y reducir la velocidad.