Ecuador no cerrará fronteras por nueva variante
Ministerio denuncia presunto sabotaje en vía Cuenca-…
Desde el 1 de diciembre se elimina el IVA a pañales,…
Mujer fue asesinada a balazos en Ambato y otra resul…
2 205 vacantes abiertas para ingresar a la Policía
En Carchi bloquean una vía en demanda de obras
Vacuna, la palabra del año en EE.UU.
El correísmo niega pacto con el Gobierno para reform…

Agua acumulada en un tramo de la av. Manuel Córdova Galarza preocupa a moradores

Una acumulación de agua en la avenida Manuel Córdova Galarza, a la altura de Maresa, mantiene preocupados a moradores y conductores que circulan por esa vía. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

Una acumulación de agua en la avenida Manuel Córdova Galarza, a la altura de Maresa, mantiene preocupados a moradores y conductores que circulan por esa vía. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

Una acumulación de agua en la avenida Manuel Córdova Galarza, a la altura de Maresa, mantiene preocupados a moradores y conductores que circulan por esa vía. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

Una acumulación de agua en la avenida Manuel Córdova Galarza, a la altura de Maresa, en el norte de Quito, mantiene preocupados a moradores y conductores que circulan por esa vía.

Cada vez que llueve, los dos carriles en sentido norte-sur se ven afectados por la gran cantidad de agua que se empoza en el sitio.

Cuando las precipitaciones son fuertes, se forma una gran laguna que impide el normal tránsito vehicular.

Los vehículos deben cambiarse al carril izquierdo, que es en donde se acumula menor cantidad de agua. Además, deben bajar la velocidad considerablemente para poder continuar con su trayecto y esto origina tráfico en horas pico.

Nancy Molina vive en uno de los conjuntos habitacionales que se ubican en el sector y comenta que este problema los ha mantenido en vilo desde hace más de cuatro años.

“Siempre que llueve esto se convierte en un río. Es un peligro para los conductores de autos y también para los peatones” mencionó la vecina.

Para Francisco Peñafiel quien vive en la parroquia San Antonio de Pichincha este es un problema que requiere una solución urgente.

“Esto es algo preocupante, tomando en cuenta que esta es una vía por donde circulan vehículos pesados y autos pequeños. Esta laguna ya ha provocado accidentes”, aseguró el morador.

Por ello esperan que las autoridades tomen en cuenta esta situación y les brinden una pronta solución.

Suplementos digitales