El Vaticano inaugura su belenes y enciende su árbol …
Marino que utilizaba vehículo de la Armada para tran…
La ‘Carita de Dios’ lucirá limpia y bonita en sus fiestas
La primera cosecha de marihuana de Nueva York está l…
La Asamblea desconoce designación del Superintendent…
Los satélites observan tres chimeneas de gases y cen…
12 inhabilidades constan en el reglamento para calif…
180 000 aves de corral fueron sacrificadas en Cotopa…

Quejas, debido a congestión generada por una caravana automovilística en Quito

Al mediodía de este sábado, 16 de octubre del 2021, aparecieron quejas en las redes sociales en las que se daba cuenta de las dificultades de tráfico generadas por un desfile de autos en la Ruta Viva. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Conductores quiteños mostraron su disconformidad por la congestión vehicular que genera una caravana automovilística en la capital.

Al mediodía de este sábado, 16 de octubre del 2021, aparecieron quejas en las redes sociales en las que se daba cuenta de las dificultades de tráfico generadas por este desfile de autos.

La caravana es parte de una actividad que busca romper un récord Guinness del número de autos reunidos de una conocida marca.

La concentración, según se conoció, se inició en la Ruta Viva, en el oriente de Quito. Los internautas refirieron que la vía fue cerrada para facilitar dicha concentración.

A las 13:51 de este 16 de octubre la Ruta Viva ya no registraba tráfico o la carnada de vehículos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO
A las 13:51 de este 16 de octubre la Ruta Viva ya no registraba tráfico o la carnada de vehículos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En videos subidos a Internet se vio que uno de los carriles de la Ruta Viva, en sentido Valle-Quito, fue destinado a la caravana, pero fotografías también mostraron que hasta que se formó, hubo fuerte congestión en las vías y redondeles aledaños.

Las quejas señalaron que tales acciones se hicieron con la anuencia de los agentes de tránsito.

Hubo quien consideró que un evento de este tipo debía hacerse en horas de la noche para no afectar la movilidad de quienes trabajan.

La caravana avanzaba hacia el parque Bicentenario, en el norte de Quito, donde estaba prevista la concentración final. Se supo que la idea era reunir a 500 vehículos.