Miles de salvadoreños marchan contra Bukele cuando s…
Transportistas de Pichincha denuncian desconocimient…
Ministro de Agricultura se pronuncia, tras anuncio d…
Gobierno instalará seis mesas técnicas con la Fenoci…
Campaña para concientizar la importancia de mantener…
Provisión de combustible se normaliza para el sur de…
Controles a las ventas ambulantes continuaron este d…
Los talleres artesanales de Ecuador enfrentan dificu…

Policías y agentes metropolitanos cuidan los alrededores de La Alameda

Uniformados con caballos de la Unidad de Equitación también llegaron al sector de La Alameda. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Uniformados con caballos de la Unidad de Equitación también llegaron al sector de La Alameda. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

60 efectivos fueron movilizados hasta La Alameda para colaborar en los operativos de control. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Un operativo de seguridad se montó, desde las 09:00 de hoy, viernes 9 de febrero del 2018, en los alrededores de la laguna de La Alameda, en el centro de Quito. El objetivo: evitar que los estudiantes de esa zona jueguen Carnaval y precautelar la laguna.

Esta fue cercada en su totalidad. Agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden de la Policía (UMO) están en la zona. También uniformados con caballos de la Unidad de Equitación.

Marcelo Cargua, inspector de los agentes de Control Metropolitano, manifestó que 60 efectivos fueron movilizados a la zona para colaborar en los operativos de control.

También se movilizó un dron para monitorear el sector. “Controlamos el buen uso del espacio público con grupos motorizados”.

Uniformados con caballos de la Unidad de Equitación también llegaron al sector de La Alameda. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Está prohibida la venta de artículos para jugar carnaval como anilinas, espumas, huevos, bombas, etc. El objetivo es cuidar las algas y peces de la laguna.

Mientras los uniformados llegaban a la zona, cientos de alumnos se reunían en los alrededores y comentaban sobre el operativo.

“Yo quería jugar con mis amigos, pero me encuentro con policías. Veamos que pasa”, dice Pablo G., de 16, quien llegó a La Alameda con sus amigos.

Para Kevin S., de 17, es triste que no se pueda jugar. “Es una tradición luego de los exámenes quimestrales”.

Suplementos digitales