Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 15 de junio del 2021
El Metro de Quito afronta dos realidades opuestas
En Durán hay temor por grupos que se dedican al sicariato
Habitantes de la parroquia Telimbela, en Bolívar, vi…
USD 7600 millones deja de percibir Ecuador por evasi…
Segundo año de graduaciones en época de pandemia
La Asamblea retoma este 15 de junio las sesiones pre…
La lista oficial de especies de mamíferos crece en Ecuador

Más personal en la atención médica para la segunda dosis de vacuna que se desarrolló en el Colegio Benalcázar

Foto: Diego Pallero / El Comercio

Foto: Diego Pallero / El Comercio

Proceso de vacunación en el Colegio Benalcázar de Quito este martes 27 de abril del 2021. Foto: Diego Pallero / El Comercio

La jornada de vacunación desarrollada este martes 27 de abril del 2021 en el Colegio Benalcázar se dio en medio de varias aristas: reportes de mensajes falsos, cuestionamientos y el incremento de infraestructura pública. Para este día estaban agendas 960 personas al proceso de inmunización en este establecimiento.

Hoy, la dinámica distó por mucho de las largas filas registradas el lunes, cuando, incluso, hubo adultos mayores esperando bajo la lluvia y hasta caída la noche.

A decir del Ministerio de Salud, a través de un comunicado difundido en Twitter la noche del lunes, las aglomeraciones respondieron a que se siguen difundiendo mensajes falsos y “mal intencionados que ocasionan desorden en el proceso de vacunación”. A la par, se señaló que el plantel capitalino está habilitado solo para colocar segundas dosis de la vacuna contra el covid-19.

Hector Villacís, de 85 años, fue uno de los adultos que llegó hasta el sitio. Se encontró con una fila que demoró 10 minutos hasta que le permitieron ingresar a una de las siete carpas instaladas para el proceso de inmunización. Fue por orden de llegada.

A medida que ingresaban, las personas pasaban a las sillas instaladas en los espacios dispuestos para la vacunación.

Al grupo se sumó José Montero, de 77 años, quien llegó de la mano de su hijo desde San Antonio. A diferencia de Villacís, ellos esperaron por casi una hora para ingresar. Sin embargo, compartieron que no tuvieron mayor complicación.

Una vez dentro, el hombre recibió la segunda dosis en menos de 20 minutos.

Mientras los ciudadanos esperaban por la dosis, se escucharon las instrucciones y reclamos del Secretario de Gobierno, Jorge Wated, quien dio cuenta de sanciones por lo ocurrido el lunes, a personas asignadas a la organización del punto.

A paso seguido, Wated detalló que para evitar que eso ocurra de nuevo se movilizó más infraestrucutura para contribuir a un mejor orden en el lugar. En esa labor colaboraron policías y decenas de funcionarios públicos, quienes dirigieron a los adultos mayores a cada punto de atención.

Sin embargo, los cuestionamientos por lo ocurrido el lunes se hicieron presentes en las redes sociales, aludiendo a un comunicado difundido por Salud, en el que se menciona que los adultos mayores de 85 años en adelante podrán acercarse a los puntos de vacunación para ser inoculados con la primera dosis, sin cita.

En la circular se indica que este paso será a partir de este miércoles 28 de abril y que la atención estará habilitada desde las 15:00. No obstante, se aclara que quienes ya cuentan con una cita deberán acogerse a esta.

Adultos mayores acudieron al punto de inoculación en Quito. Foto: Diego Pallero / El Comercio

El médico Daniel Rodríguez, por ejemplo, se refirió a que está claro que no hay un plan de despliegue operativo. Esto se evidencia en las acciones erráticas.

“Por un lado, no puedes generar una agenda adecuada y por otro, llamas a los adultos mayores a acudir sin cita, generando una presión adicional en un servicio que ha sobrepasado su capacidad”.

El profesional de la salud agregó que no es un pecado que exista una cola. El problema es no haber considerado el clima de Quito, el tiempo de espera, las incomodidades para que, al final del día, digan ya no hay vacuna. De ahí, dijo, la necesidad de un plan de contención.