Rescalvo y Paiva, el lado desconocido de los DT
Serenata quiteña en la agenda de Fiestas para el 5 d…
Violencia en Guayas obliga a migrar a la gente a otr…
Ecuador ha perdido USD 424 millones en el sector agr…
Río cancela fiesta de fin de año tras primeros casos…
Chile confirma su primer caso de variante Ómicron
Salario de profesores en Venezuela llega a USD 11
Decisión judicial avala a comerciantes informales en…

Pasaje urbano en Quito subiría a 35 centavos, a cambio de mejoras en el servicio de transporte

Un estudio de la Secretaría de Movilidad de Quito establece un costo del pasaje de USD 0,35. Foto: archivo / EL COMERCIO

Un estudio de la Secretaría de Movilidad de Quito establece un costo del pasaje de USD 0,35. Foto: archivo / EL COMERCIO

Un estudio de la Secretaría de Movilidad de Quito establece un costo del pasaje de USD 0,35, en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Secretaría de Movilidad entregó el proyecto de Ordenanza de estructura tarifaria a la Comisión de Movilidad del Concejo Metropolitano de Quito. Según Guillermo Abad, titular de esa Secretaría, en el proyecto se contempla una tarifa de 35 centavos para los buses convencionales.

Se calcula que el pasaje para buses eléctricos fluctuaría entre 35 y 40 centavos, según el tipo de vehículo y también está por definirse el valor para el sistema interconectado y troncalizado de transporte y el del Metro. Está previsto que en 20 días el Concejo debata el proyecto de Ordenanza y que allí ya se definan todos los rubros.

Abad expresó que es necesario tomar este proyecto como un paso hacia la mejora del servicio puesto que el pasaje solamente se elevará si los transportistas están dispuestos a firmar un contrato en donde se comprometan a operar como empresas y no como propietarios de unidades.

“Hemos trabajado en estos parámetros que no son otra cosa que garantizar la mejora del servicio al usuario del transporte. Si es que eso existe, la tarifa pasa a ser secundaria porque el usuario lo que quiere es seguridad, eficiencia, confort, universalidad, accesibilidad. Cuando ve un buen servicio, la gran mayoría no tiene un problema en pagar un incremento de tarifa que ha estado represado por más de 16 años”, afirmó el funcionario. Y agregó que todos los cambios en cuanto a movilidad incluso pueden significar un ahorro porque el usuario ahora no solo paga 25 centavos sino también la pérdida de tiempo por un servicio ineficiente.

Abad dijo que algunas operadoras de transporte ya han empezado a adquirir equipos que permitan tecnologizar el recaudo y conectarse con el Municipio que administrará los ingresos.

Entre los parámetros a corto plazo que deberá cumplir el sector del transporte están afiliar a todos los conductores al Seguro Social, firmar un contrato laboral, implementar dispositivos homologados para conectarlos con el sistema de recaudo y delegar a gerentes con perfil profesional de las operadoras la administración de los buses.

Suplementos digitales