Colectivos realizaron plantón en Puyo contra femicidio
Mujer embarazada resulta herida en volcamiento de au…
‘Quito es paz’: Lasso en plantón en la P…
Malecón de Guayaquil recupera visitantes a pesar de …
Superintendencia autoriza a La Universal compra de f…
Afiliaciones de trabajadores domésticos son las que …
Comisión que investiga ‘Pandora Papers’ …
Presidencia adjudicó contrato de publicidad por USD 848 916

Quito: Unos parques listos; otros a la espera de mantenimiento

El fin de semana, varias personas llegaron al parque Itchimbía a disfrutar el buen clima. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Las vacaciones, en medio de una pandemia, no son iguales. Por miedo al contagio, las personas evitan los lugares cerrados y los espacios amplios y abiertos, que permiten mantener las distancias, se vuelven la mejor opción.

El Parque Bonanza está ubicado en el barrio La Kennedy, norte de la capital. No está entre los más grandes de Quito, pero en época de vacaciones, es el punto de encuentro de niños, adolescentes y vecinos que deciden salir a disfrutar del sol veraniego de la capital.

Sin embargo, el mal estado del lugar es un obstáculo: el césped y la vegetación están a punto de cubrir las camineras, y asientos de cemento. Incluso interfieren en las canchas.

Eduardo Gómez vive desde hace cuatro años en el sector y cada noche sale con su perro a ese parque, pese a la falta de luminarias. Afirma que es un sitio seguro pero se lamenta porque luce descuidado pese a la colaboración de los vecinos por mantenerlo limpio.

En eso coincide Byron Rojas, quien vive justo frente a las canchas del lugar que fue regenerado en la administración municipal anterior. Afirma que sí se hace mantenimiento pero en los últimos cuatro meses eso no ha ocurrido.

Los árboles con ramas que caen al piso en este espacio contrastan con el aspecto del parque Pío Alvarado, a unas pocas cuadras del Bonanza, también en La Kennedy.

Este último es uno de los parques pequeños que los trabajadores de la Empresa Metropolitana de Obras Públicas (Epmmop) intervienen de acuerdo con un cronograma. Usualmente, alcanzan a dar mantenimiento a entre 60 y 80 espacios cada mes.

Esas labores se realizan a través de brigadas especiales que están divididas por sectores. Los encargados de los trabajos en vías (que realizan mantenimiento de parterres) también brindan atención a los parques en su recorrido.

Los trabajos normalmente consisten en corte y perfilados de césped, desalojo de escombros vegetales, reparaciones a mobiliarios y juegos infantiles, poda de árboles y jardineras. Al año, cada parque tiene al menos tres intervenciones.

En todo el Distrito hay más de 1 600 parques donde se espera el arribo de decenas de visitantes durante las vacaciones escolares.

Así como el Pío Alvarado, la Epmmop realizó un mantenimiento reciente en los parques de Monteserrín, El Porvenir 2, Batea, Inglés, El Tren, Solanda sector 3, Pallares, entre otros.

Estas labores se realizaron también hace un par de semanas en un pequeño parque de La Florida, entre las calles José Herboso e Ingapirca. Los vecinos cuentan que el césped no se cortó durante varios meses, por lo que muchos dejaron de visitar el sitio que también se llenó de basura. Y aunque sintieron alivio cuando se intervino, volvieron a quejarse por los escombros de vegetación que se dejaron en las aceras por varios días. Es algo que ocurre con frecuencia, afirman.

Según la Epmmop, cada brigada es la encargada del desalojo de los residuos vegetales generados exclusivamente por la limpieza.

Afirman que las cuadrillas procuran dejar limpio el sitio el mismo día –o máximo en 72 horas-, pero la capacidad operativa también incide en esa demora.

Debido a la pandemia, las jornadas para realizar estos trabajos tuvieron retrasos de hasta ocho meses. También incidieron las medidas adoptadas por las autoridades nacionales y locales y la cantidad limitada de trabajadores que podían salir a estos sitios.

En promedio, la Epmmop gasta USD 0,25 por el mantenimiento de cada metro cuadrado de parque. Para todo julio hay un presupuesto de USD 830 000 para estas tareas, incluido el uso de maquinaria, insumos, logística, mano de obra y otros recursos.

Las brigadas de esta entidad también intervienen –de forma más periódica- en la red de parques metropolitanos (más de cinco hectáreas) que incluye espacios como La Carolina, Cuscungo, Guangüiltagua, Las Cuadras, El Arbolito, Bicentenario, entre otros.

Sin embargo, estos dos últimos parques también lucieron descuidados hasta el pasado fin de semana. En El Bicentenario, algunas áreas verdes y de juegos infantiles estaban llenas de césped sin podar.

Carlos Cardona estuvo con su esposa y amigos en el Parque Equinoccial (Pomasqui) el sábado 3 de julio del 2021. Y aunque le agradó la tranquilidad y los espacios, opinó que sí requiere un mantenimiento seguido y más sitios para estacionar.

Para no descuidar estos lugares, que tienen una mayor demanda de usuarios, la Epmmop impulsa la iniciativa Quito Adopta. El objetivo es motivar a las empresas públicas, privadas, instituciones educativas, bancarias, entre otras, para que adopten un espacio público y se comprometan en su cuidado. Hasta el momento existen 25 convenios firmados para ese fin.

Suplementos digitales