Bangladesh sentencia a muerte a veintena de personas…
Casos globales de covid se estabilizan, pero se disp…
La Vuelta al Ecuador recorrerá ocho provincias
Ómicron dilata el fin de la pandemia  
Reforma exonera de tributos a las firmas importadoras
La industria carrocera del país no logra reactivarse
Los detenidos por tráfico de drogas aumentaron este año
Miles ‘queman al diablo’ pese a los ries…

En paradas del Trolebús, Ecovía y en varias calles de Quito se pinta señalética para que personas respeten la distancia

En paradas del Trolebús, Ecovía y en varias calles de Quito el Municipio pinta señalética para que las personas respeten la distancia y así evitar el contagio del covid-19. Foto: Cortesía Empresa Metropolitana de Pasajeros de Quito.

En paradas del Trolebús, Ecovía y en varias calles de Quito el Municipio pinta señalética para que las personas respeten la distancia y así evitar el contagio del covid-19. Foto: Cortesía Empresa Metropolitana de Pasajeros de Quito.

Las señaléticas están pintadas a una distancia de 1,80 metros la una de la otra. Foto: Cortesía Empresa Metropolitana de Pasajeros de Quito.

Un método de prevención frente al covid-19, cuando se levante la restricción de movilidad en Quito, será el distanciamiento en las estaciones y paradas del sistema de transporte. Para evitar aglomeraciones y posibles contagios en estos espacios, la Empresa Metropolitana de Transporte de Pasajeros (Epmtpq) realiza trabajos de señalización. Con ello se busca mantener el orden y que los usuarios sepan en dónde ubicarse.

La señalética es pintada en las terminales de El Labrador, Río Coca y El Recreo. Luego de finalizar los trabajos en estos puntos, las obras continuarán en las estaciones de Guamaní, Quitumbe y Carcelén, así como en las paradas de las líneas de transporte. La distancia a la que cada pasajero se deberá ubicar es de 1,80 metros. Se espera que para la última semana de abril culminen las tareas.

Cuando se rehabilite el funcionamiento del transporte público para toda la población, el control del cumplimiento de esta norma será verificado por personal de la Epmtpq y el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano.

Darío Chávez, gerente de la empresa, indica que se espera la disposición de las autoridades para que en el interior de las unidades de transporte también se guarde la distancia. Estima que el servicio en el trolebús, biarticulados y la Ecovía será, generalmente, solo con pasajeros sentados. Asimismo, los ingresos a las estaciones serán controlados; a medida que los usuarios aborden las unidades se permitirá el ingreso de los demás pasajeros.

El objetivo es evitar aglomeraciones en horas pico y agilizar el tiempo de transporte. En ese sentido la empresa trabaja con la Alcaldía en un plan para que el reingreso de los ciudadanos a sus lugares de trabajo sea progresivo y los horarios se readecuen. Chávez espera contar con el apoyo de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) para facilitar la rapidez de los traslados y relata que se ha redistribuido los circuitos para que toda la flota de unidades esté disponible.

En las terminales interprovinciales que se conectan con los del Sistema de Transporte municipal, la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) será quien coloque la señalética. La entidad también ha realizado trabajos con el sector del transporte público convencional, se espera que se habilite un carril exclusivo en este servicio para que apoye al transporte metropolitano y exista un correcto flujo de pasajeros.

En paradas del Trolebús, Ecovía y en varias calles de Quito el Municipio pinta señalética para que las personas respeten la distancia y así evitar el contagio del covid-19. Foto: Cortesía Empresa Metropolitana de Pasajeros de Quito.

La Epmtpq también cuenta con un plan de contingencia para cuando se rehabilite el servicio, se han adquirido insumos sanitarios y se ha dispuesto la desinfección permanente de las unidades y el control minucioso del uso de guantes y mascarillas de los pasajeros.

El 9 de abril la Epmmop pintó la señalización peatonal Distancia Segura en el mercado de Iñaquito, en el norte. Esto forma parte de las medidas de prevención implementadas por el Municipio de Quito para evitar la propagación del covid-19 en los puntos de mayor concentración. Mauricio Rosales, gerente de la Epmmop, indicó que el objetivo es delimitar los espacios para controlar el distanciamiento social en los sectores donde la gente se acumula para hacer compras o trámites.

Ahí y en otros mercados como Andalucía, Carcelén y otros se pintan círculos blancos de 40 centímetros de diámetro, dependiendo del ancho de la acera. “La distancia sugerida entre cada persona es de 1,80 metros”. La medida se aplicó en los accesos a bancos, comisariatos, centros comerciales, mercados, farmacias, tiendas y panaderías.

Suplementos digitales