24 de January de 2012 00:03

Ocho calles que sirven para aliviar los trancones están muy destruidas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los adoquines rotos en pequeños pedazos están esparcidos en el carril oriente-occidente de la calle De los Arupos, en el norte.

Los carros no pueden pasar por allí, los conductores invaden el segundo carril. La calle De los Arupos, desde la av. Eloy Alfaro, es una vía estratégica para conectarse con la av. Galo Plaza.

Las dos cuadras del trayecto están en mal estado. En la intersección con la E3, en la mitad de la vía, también hay huecos y la calzada es irregular porque los adoquines están fuera de su lugar.

Manuel Barros, conductor de un camión, circula todos los días por el sector. Él contó que los baches en la vía están desde hace unos seis meses. “Se hace piruetas para no golpear el carro”.

Al enlazarse con la Galo Plaza hay más huecos, muchos con agua. Quienes toman el carril sur- norte deben obligadamente cruzar por allí.

Tres cuadras más al sur, la calle De los Eucaliptos tiene toda su capa asfáltica con baches y resquebrajaduras. Esta vía sirve de conexión desde la Eloy Alfaro hasta la av. De la Prensa, en el sector de La Ofelia. Según Jacqueline Tatayo, quien vive 35 años en el barrio, los baches están desde hace un año. El paso de volquetas agrava más el problema.

En la intersección con La Laguna, las tapas de las alcantarillas están desniveladas, unas están sobre la calzada y otras debajo. La capa de un rompevelocidades se está desconchando.

Para evitar los trancones que se forman en las horas pico en la Eloy Alfaro, de sur a norte, muchos conductores toman la Guanguiltagua. A esta arteria paralela se ingresa por la Juan de Dios Martínez y Federico Páez y se desemboca en la Francisco Urrutia, se avanza unas ocho cuadras.

A pesar de que el tránsito es ligero hay fisuras en la calzada. En varios tramos la vía es irregular, a causa de los múltiples parches del bacheo que se ha realizado. En la intersección con la Alberto Guerrero, la vía se estrecha porque hay bolardos en los dos extremos. Los conductores deben reducir la velocidad para cruzar.

Otra vía en mal estado es la Bernardo Legarda. Es una calle de conexión a la Mariscal Sucre.

En el carril oriente-occidente se observan capas de asfalto sobre los adoquines. En la intersección con la Pedro de Alvarado hay un hueco que dificulta el tránsito.

En el centro, una calle clave para trasladarse desde el sector de San Blas hasta El Tejar es la Olmedo. Los conductores deben esquivar un hueco que se formó porque la tapa de la alcantarilla está hundida, en la intersección con la Antonio Bustamante.

José Segarra no se fijó ayer en el hueco y cayó aparatosamente.

Tuvo que hacer una maniobra para salir sin golpear más a su camioneta gris. “Deben arreglar”.

En el sur de la ciudad, una calle de desfogue del tránsito en la av. Pedro Maldonado, es la Manglaralto, que se extiende desde Guajaló hasta El Recreo. Por allí pasan los rieles del ferrocarril.

En varios tramos, la calzada está destruida. En la Pungala, en un tramo se ha formado una zanja y por la lluvia está llena de agua. En el otro carril, el pavimento está salido, hay lodo y tierra acumulada.

Los conductores prefieren utilizar este lado. Desde El Tablón, más al sur, la situación empeora. Hay desniveles en la vía y el lodo no permite cruzar.

La Andrés Pérez también es una alternativa para no ir por la Maldonado. Pero en la intersección con la Gualberto Pérez hay baches, ripio y arena desperdigados. Fernanda Castellanos se arrepintió ayer por haber tomado esa vía. “Está hecha pedazos”.

Los vecinos del sector de El Calzado utilizan las calles San Luis y Antonio Rodríguez para evitar la Atahualpa y la Alonso de Angulo.

Ambas calles tienen fisuras y baches. Para Blanca Maldonado “los bacheos son superficiales, con la lluvia vuelven los huecos”.

 

 

Un plan vial para rehabilitar las calles


La Empresa  Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) realiza  la rehabilitación vial  en diferentes  calles y avenidas del Distrito Metropolitano.

Los trabajos  incluyen el retiro de los pavimentos deteriorados, colocación de nuevo asfalto, señalización vial y levantamiento de pozos de alcantarillado y sumideros.

La Epmmop    indicó que la intervención  de  las calles mencionadas está  contemplada en el plan vial. No se especificó cuándo. Pero no están en la lista de    esta semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)