Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…

Un muro colapsó y destruyó una mediagua en la que vivían cinco personas, en El Panecillo, Centro de Quito

Los técnicos inspeccionaron el predio y constataron que la vivienda afectada por el colapso del muro es de hormigón. Foto: Twitter Bomberos Quito

Los técnicos inspeccionaron el predio y constataron que la vivienda afectada por el colapso del muro es de hormigón. Foto: Twitter Bomberos Quito

Los técnicos inspeccionaron el predio y constataron que la vivienda afectada por el colapso del muro es de hormigón. Foto: Twitter Bomberos Quito

Un deslizamiento de tierra que derribó un muro de cemento se produjo a las 03:50 de este martes 30 de marzo del 2021. Destruyó una mediagua ubicada en la avenida 5 de Junio y calle Antonio Tejada, en las faldas de El Panecillo, en el Centro Histórico de Quito.

Por las intensas lluvias registradas en los últimos días, el muro se derrumbó y afectó a la pequeña edificación ocupada por una familia de cinco integrantes, una pareja y sus tres hijos de 20, 12 y nueve años. “No hubo heridos, tampoco fallecidos”, manifestó Omar Suárez, técnico de riesgos del Distrito Manuela Sáenz.

Al sitio llegó personal del COE Metropolitano, el Cuerpo de Bomberos, la Secretaría de Seguridad y Gestión de Riesgos. La familia será reubicada y la Empresa Pública Metropolitana de Logística para la Seguridad y la Convivencia Ciudadana (EM Seguridad) gestiona las ayudas para los afectados con alimentos, utensilios de aseo personal, entre otros.

Los técnicos inspeccionaron el predio y constataron que la vivienda es de hormigón. Se destruyó el techo, paredes y ventanas de madera. Una parte de la mediagua se encontraba cubierta de tierra y escombros.

Abimelet Angulo y sus tres hijos dormían cuando sintieron que se sacudió la habitación. Un pedazo de concreto golpeó en la cabeza a la mujer mientras rescataba a su niño de 12 años. “Los saqué lo más pronto posible. En esos momentos no sentí dolor, pero luego me cosieron tres puntos. Sangré mucho por la herida”.

Ella trabaja en el Mercado Mayorista como estibadora y el dueño de casa les ofreció ayudarles permitiéndole quedarse en otra habitación de su propiedad. “Fue algo muy feo, de otro mundo lo que vivimos con mis chicos. Sentí que el mundo se nos venía encima”.

No tienen otro lugar en donde quedarse y solicitaron ayuda a las autoridades. No tienen ingresos económicos para alquilar una habitación en otra vivienda. También solicitaron que les permitan rescatar sus pertenencias, un televisor viejo, ropa, una cama y un colchón en el que Angulo descansaba con su hijo más pequeño.