En la matriculación vehicular hubo falta de organización, ayer

Los usuarios hicieron largas filas. Ayer, en las oficinas de la Jefatura de Tránsito hubo reclamos por la mala atención a los clientes.

Los usuarios hicieron largas filas. Ayer, en las oficinas de la Jefatura de Tránsito hubo reclamos por la mala atención a los clientes.

A las 06:00 de ayer, en las afueras de la Jefatura de Tránsito (Occidental y José Herboso), 70 personas hacían fila. Empezó el periodo ordinario de matriculación vehicular, según el último dígito de la placa. En la columna estaba Fernanda Poveda, quien adquirió hace dos años un vehículo y le tocaba matricular. Llegó a la dependencia a las 05:00.

A las 07:30, un funcionario se acercó a preguntarle qué trámite iba a realizar. Ella le explicó que deseaba hacer el traspaso del vehículo, le dieron un turno.

A las 08:00, las puertas principales se abrieron y se inició la atención en las ventanillas. Las personas no respetaron el orden de llegada y corrieron hacia el sitio de atención. Poveda, quien estaba en el medio, quedó relegada. “Hace falta control”, dijo.

En el sitio de atención al cliente había una ventanilla, donde dos funcionarios entregaban los turnos. Ellos revisaban que todos los documentos estén en regla. Se demoraban y eso también retraso los trámites.

Así se inició el primer día de matriculación vehicular ordinaria, a cargo del Municipio, según lo anunciaron desde finales del año pasado las autoridades del Cabildo. Sin embargo, Carlos Drouet, director nacional de Coordinación Provincial de la Comisión Nacional de Tránsito, explicó que aunque en Quito el Municipio asumió las competencias de matriculación, en la práctica eso aún no se concreta en un 100%.

“El Municipio asumió los procesos de renovación de matriculas a vehículos de propietarios particulares y la revisión técnica. Todas las competencias serán entregadas paulatinamente hasta diciembre”, sostuvo.

Las personas que querían renovar la matrícula, no tuvieron mayor problema. Pero quienes tenían que hacer el traspaso de dominio (cambio de dueño) tuvieron dificultades.

En un principio, en la ventanilla no se exigía la impronta (revisión del auto) para dar un turno.

A las 08:45, esto cambió y antes de dar un turno, las personas que deseaban hacer el traspaso de dominio debían tener este papel. Se lo entrega en el parqueadero, luego de la revisión.

Poveda tuvo que ir hasta el patio y esperar a que revisen su auto. Esperó hasta las 10:00, para sacar la impronta. En el patio de revisión, el malestar de los ciudadanos fue generalizado.

Marta Castiblanco también coincidió en que hubo desorganización en el servicio. Era la tercera visita a estas instalaciones.

El 20 de enero le dijeron que desde el 24 empezaba el proceso. De ahí fue el viernes 28 a las 11:00 y le informaron que ya no había turnos. Por eso, ayer llegó a las 04:30. “Mucha gente se metió a la fila, además, hubo un cambio de instrucciones”.

Poveda se desocupó a las 14:00 . “Un día perdido”.

Suplementos digitales