Los albergues necesitan enseres y mantenimiento en Cotopaxi
Avance de gripe aviar sigue bajo análisis
Tres acuerdos comerciales están al borde de la firma…
Promover el sí, reto para Guillermo Lasso por las re…
Pico y placa en Quito: Restricciones para este miérc…
Fundación Hospital de los Valles lanza campaña navid…
La eliminación del subsidio al sector camaronero gen…
Turismo publica los feriados oficiales para 2023, 20…

Pequeñas imágenes del Niño Jesús fueron parte de la tradicional misa de Navidad en cuatro iglesias de Quito

Pequeñas imágenes del Niño Jesús fueron parte de la tradicional misa de Navidad. Foto: Andrea Rodríguez/ EL COMERCIO

Pequeñas imágenes del Niño Jesús fueron parte de la tradicional misa de Navidad. Foto: Andrea Rodríguez/ EL COMERCIO

Este miércoles, 25 de diciembre del 2019, el Centro Histórico de Quito se llenó de decenas de personas llevando a sus Niños rumbo a las iglesias o saliendo de ellas. Foto: Andrea Rodríguez/ EL COMERCIO

Sandra Razo llegó hasta la iglesia de San Agustín (Chile y Guayaquil), cargando tres Niños Jesús. A las pequeñas imágenes les dio la tradicional misa de Navidad que, como todos los años, se realiza en las iglesias del Centro de Quito.

La mañana de este miércoles, 25 de diciembre del 2019, minutos antes de la misa de las 11:00, las imágenes se acumularon al pie del altar mayor de este templo católico. Algo parecido ocurrió en la Catedral, a donde acudió Ana Julia Rodríguez, del sector de San Pedro Claver (norte de la capital).

Rodríguez llegó con dos tallas heredadas de su abuela, quien a su vez los recibió de su madre. Esta mujer acudió con toda su familia en pleno y ofreció la misa por la salud de sus seres queridos.

En la iglesia San Francisco se notó el mayor número de fieles con sus Niños, que iban vestidos con diferentes trajes y recostados en cunas y canastas de mimbre, madera y cerámica.

Eduardo Castro, del barrio San Carlos, llevó con un Jesús de unos 50 centímetros. La figura lucía un traje blanco de encajes, hecho a la medida por una costurera de su vecindario.

En la basílica La Merced, Mariana Gualán llevó a ocho Niños de todos los tamaños, y para trasladarlos desde el sector de Cotocollao tuvo que pedir a sus familiares que le ayuden.

Este miércoles, el Centro Histórico de Quito se llenó de decenas de personas llevando a sus Niños rumbo a las iglesias o saliendo de ellas. El ajetreo es típico de esta época, comentó un vendedor de inciensos que observó atento a los feligreses y agregó que a fines de diciembre y comienzos de enero los quiteños acuden masivamente a las iglesias con sus Niños en brazos.