Formación dual para quedarse en las empresas o abrir…
Testimonio: ‘El paso de volquetas empieza a las 04:0…
La demanda de escúteres y motos eléctricas aumenta en Quito
Azuay y Cañar flexibilizan restricciones tras el des…
Una mala práctica médica cambió la vida de un niño
Las largas jornadas laborales causan 349 muertes en …
Colombia estudia aprobar productos veterinarios a ba…
Estados Unidos cierra puente fronterizo por el cruce…

Marcha de transportistas llegó al Centro Histórico

Cerca de tres mil socios de la Cámara de Transporte del Distrito Metropolitano de Quito realizaron una marcha con dirección al edificio del Municipio, ubicado en el Centro Histórico. Foto: Captura de pantalla

Cerca de tres mil socios de la Cámara de Transporte del Distrito Metropolitano de Quito (CTDMQ) realizaron una marcha con dirección al edificio del Municipio, ubicado en el Centro Histórico, la mañana de este lunes 10 de mayo del 2021.

Desde las 08:30, conductores, controladores, ayudantes y propietarios de unidades se concentraron en el parque de El Arbolito, centro de la urbe, para dirigirse a la Alcaldía. Su máximo dirigente, José Santamaría, manifestó que se trata de una marcha pacífica y que se suspendió el servicio de transporte porque el incremento mensual de los combustibles mermó su capacidad operativa. 

Jorge Espín, presidente del consorcio central norte, dijo que la subida del diésel los ha desfinanciado. Cuestionó la decisión municipal de insistir en la licitación de las rutas establecidas, lo que atenta contra el derecho al trabajo, consagrado en la Constitución.

“Lo que se ha construido durante años, el secretario de movilidad quiere destruirlo de un solo plumazo”, dijo el dirigente.

Santamaría esperaba que en el Municipio los recibiera el Vicealcalde Santiago Guarderas y los técnicos de movilidad. “No tenemos los recursos y nos quieren imponer a través de concursos públicos y eso es lo grave. Tenemos nuestros contratos que deben ser respetados en el tiempo establecido que es 10 años”.

Los transportistas dijeron que su situación es crítica, no tienen dinero para pagar a los choferes y ayudantes. “Tampoco podemos concursar con empresas privadas extranjeras, imagínese. Nos quieren desplazar de la lucha, de nuestro trabajo. No tenemos para poner otros carros”, expresó Jenny Paladines, representante de la compañía San Francisco de Chillogallo.

Irma Gaybor, representante de la empresa Quitumbe, aseguró que sus colegas están endeudados con las casas comerciales y no tienen ingresos. “Debo USD 90 mil. No podemos cubrir nuestras cuotas, no hemos pagado ni una sola letra en un año. Por eso algunas casas comerciales siguen procesos legales para quitarnos los vehículos”.

Los transportistas recorrieron la 10 Agosto y accedieron al Centro Histórico por la calle Guayaquil. Un piquete de policías y vallas metálicas se colocaron en la Chile para que no pasen a la Plaza Grande

La mayoría de manifestantes se quedó junto a la iglesia de San Agustín. A las 11:30, los dirigentes de la Cámara de Transporte del Distrito Metropolitano de Quito esperaban reunirse con las autoridades municipales

Suplementos digitales