Hallan 196 casas escondite de migrantes en EE.UU.
Estas son las vías estatales parcialmente habilitada…
Zelenski acusa a Rusia de aumentar el riesgo de un a…
Policía detiene a presunto asesino de joven, en el s…
6 000 personas evacuadas en Francia por una oleada d…
Volcán Sangay, un espectáculo de fuego y lava volcánica
OIT: Los jóvenes son el grupo más afectado de la pan…
Dos detenidos con armamento y explosivos en el norte…

Manifestantes venezolanos esperan que las delegaciones diplomáticas escuchen sus pedidos

Los manifestantes anunciaron que permanecerán cerca del hotel Hilton Colon con la esperanza de que los representantes diplomáticos los escuchen. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

Los manifestantes anunciaron que permanecerán cerca del hotel Hilton Colon con la esperanza de que los representantes diplomáticos los escuchen. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

Los manifestantes anunciaron que permanecerán cerca del hotel Hilton Colon con la esperanza de que los representantes diplomáticos los escuchen. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

Un grupo de aproximadamente 80 ciudadanos venezolanos organizó una protesta en las avenidas Patria y 6 de Diciembre, en el centro-norte de Quito, desde las 10:00 de este miércoles 24 de mayo de 2017.

A pesar de que finalmente Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, no asistió a la ceremonia de posesión de mando de Lenín Moreno, los manifestantes insistieron en su protesta ante lo que consideran una "crisis insostenible".

José Bernal, venezolano oriundo de ciudad Bolívar, dijo que protestan para que no se de paso a la Asamblea Constituyente impulsada por el régimen.

Vlaydimar Marín, otra de las manifestantes, dijo que no quieren que aumente el número de muertos en Venezuela.

Según Leonardo Baute, que protestó usando una gorra vino tinto, el objetivo es que las delegaciones diplomáticas de los diferentes países que llegaron a la ceremonia de Cambio de Mando los escuchen y "se enteren lo que pasa en Venezuela".

Los manifestantes anunciaron que permanecerán cerca del hotel Hilton Colon con la esperanza de que los representantes diplomáticos los escuchen.