La libertad es vivir sin imposiciones de nadie

La libertad es ser feliz con el trabajo que realizo todos los días, dejando que mis alumnos desarrollen su propio pensamiento sin imposiciones. Nadie puede frenar o impedir que una persona aprenda o conozca lo que desea saber. Vivir libre también es leer libros de todas las tendencias y autores. Compartir cada instante con la familia en un paseo o la casa.

Como maestro debo ser el ejemplo para mis estudiantes. A mi libertad no la puedo convertir en libertinaje para agredir a otra persona, sino que debo aplicar normas y valores éticos, morales que nos enseñaron nuestros padres para convivir en armonía.

En mis actividades profesionales puedo servir a quienes lo necesitan con respeto y consideración, dejando que cada una de las personas elija lo que más le convenga.

Cuando hablo de cualquier problemática vivo el derecho a la libertad de expresión y ninguna autoridad del Gobierno puede acallarme. Estamos viviendo en libertad y hay que hacer todos los esfuerzos para que nadie, ninguna ley o régimen traten de acallar nuestra voz”. Red. Sierra Centro

Suplementos digitales