Corte Constitucional da paso a consulta popular anti…
Robos a locales y asaltos a personas registran cámar…
Remoción de Sofía Almeida, vía rápida para agilizar …
Municipios buscan USD 300 millones en el exterior co…
Ministro de Defensa pidió a la Asamblea definiciones…
Hombre fue hallado sin vida en av. Simón Bolívar, en Quito
La audiencia de formulación de cargos contra Fernand…
Guayaquil y Durán registraron lluvias catalogadas de…

Nueve gasolineras de Quito deben hacer estudios de suelo y agua

Imagen referencial. La Secretaría de Ambiente no tiene un registro de la cantidad de establecimientos donde históricamente han funcionado gasolineras. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Hace 30 años, la normativa que regulaba las gasolineras no tomaba en cuenta ciertos aspectos técnicos que hoy son obligatorios para el manejo de los combustibles y su almacenamiento. A partir del 2002 se emitió el reglamento ambiental para operaciones de hidrocarburos, en donde se empezó a exigir, por ejemplo, que los depósitos tengan doble cubierta y que esté dentro de un espacio impermeabilizado, para evitar fugas.  

Cuando la construcción del Metro pasó por La Pradera, se encontró con que el suelo estaba contaminado con gasolina. Los estudios revelaron que una estación de servicio había ocasionado ese pasivo ambiental. No era el único caso, en el mismo sector, otra gasolinera antigua tuvo el mismo problema.  

Eduardo Espín, exdirector de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Central, considera que esos dos no son casos aislados, sino que son frecuentes en otros puntos de Quito donde décadas atrás existían estaciones de combustibles.   

Cita el caso de una gasolinera ubicada en la 6 de diciembre, donde empieza la vía Guayasamín. “Allí, los moradores de los edificios denunciaron olores y se determinó que existían problemas en los tanques y contaminación del suelo y de las aguas subterráneas”, cuenta.   

Para saber si ese problema se repite en otras gasolineras, se deberían realizar estudios en todas las estaciones que han funcionado en la capital. La Secretaría de Ambiente no tiene un registro de la cantidad de establecimientos donde históricamente han funcionado gasolineras porque el control de las mismas antes del 2014 estaba en manos estatales.     

Sin embargo, la entidad indicó que 77 estaciones que actualmente prestan sus servicios han realizado un levantamiento de información desde el inicio de su operación con la finalidad de determinar condiciones ambientales que puedan haber generado contaminación por hidrocarburos. En nueve de ellas se solicitó hacer estudios más minuciosos tanto en suelo como en agua. Esto se solicitó tanto en las gasolineras en las que se determinó algún hallazgo que pudiera evidenciar contaminación y en aquellas que contaban con información incompleta o deficiente. 

Suplementos digitales