Correísmo demandará la Reforma tributaria en la Cort…
El cultivo del arándano se abre campo en el país
Responsables de las masacres carcelarias aún sin sentencia
Policía detiene a implicado en muerte de niño en hel…
Policía mejora su ‘acampada’ en la Penitenciaría
Descuentos de hasta el 80% en el Black Weekend de EL…
Uso prolongado de mascarilla provoca molestias en na…
El Reino Unido detecta al menos dos contagios con la…

12 fotorradares de velocidad resultaron dañados tras las protestas en Quito

Dos dos radares que operan en la Ruta Viva fueron retirados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Dos dos radares que operan en la Ruta Viva fueron retirados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Dos dos radares que operan en la Ruta Viva fueron retirados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En la evaluación de daños realizada tras las protestas por la eliminación del subsibio a los combustibles se estableció que 12 fotorradares de velocidad fueron afectados en el Distrito Metropolitano de Quito. De esa cantidad, cinco quedaron completamente inservibles.

Así lo informó al mediodía de hoy, martes 15 de octubre del 2019, el director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), Danny Gaibor, en una entrevista con este Diario. El monto de los daños en esos equipos supera los USD 280 000.

El funcionario se reunió este martes con técnicos especializados en esa rama para evaluar las afectaciones en los fotorradares. Aseguró que los vándalos rompieron las cámaras, paneles solares y baterías.

Los destrozos ascienden a USD 280 000. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los aparatos destrozados se ubican en la Ruta Viva, avenidas Simón Bolívar, Mariscal Sucre, Nayón, Granados, entre otros. La mañana de hoy, este Diario realizó un recorrido en la Ruta Viva y verificó que los dos radares que operaban allí ya fueron retirados. Es decir, en esa carretera no se está midiendo los niveles de velocidad de los vehículos.

Gaibor dijo que no se conoce la fecha en que los 12 aparatos volverán a operar, pues todavía se encuentran evaluando los daños.

Suplementos digitales