Una mujer fue ejecutada en Guayaquil; criminalidad c…
Niños de 3 y 4 años recibirán la vacuna Sinovac
Un atentado descarrila un tren y deja al menos cinco…
Ganaderos piden a Gobierno que cumpla su promesa de …
9 500 municiones, destinadas a bandas delictivas, fu…
Gobierno analiza modificar las funciones del Cpccs c…
Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
Tonga confirma ‘desastre sin precedentes’…

Una familia viaja en triciclo por el Ecuador

Hace tres años que la familia de Santana inició este proyecto de los triciclos reclinables con el diseño, la construcción y la compra de materiales como hierro, cartón papel, aluminio. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Una familia de artistas conformada por tres personas recorría las calles cercanas al río Machángara en triciclos, la mañana de este 5 de octubre de 2021.

La pequeña caravana llamó la atención de los automóviles y transeúntes que circulaban por la zona. Uno de los triciclos portaba la bandera de Ecuador y otro, la de Bolivia.

Jorge Santana, oriundo de Guayaquil, quien encabezaba la caravana, contó que la idea surgió junto a su esposa y a su hijo, que decidieron viajar por el mundo.

Una familia conformada por tres personas recorría las calles cercanas al río Machángara en triciclos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

“Comenzamos como mochileros. Después, intentamos hacer una casa rodante y ahora estamos implementando esto, que fue una idea de mi papá”, dijo Santana, refiriéndose a su difunto padre, quien tenía el anhelo de construir un triciclo y recorrer las calles.

Hace tres años que la familia de Santana inició este proyecto de los triciclos reclinables con el diseño, la construcción y la compra de materiales como hierro, cartón papel, aluminio.

“Vamos a dar la vuelta a Ecuador y a Latinoamérica. Primero, queremos recorrer todo lo que existe en nuestro país”, expresó Santana, que hasta el momento ha recorrido 555 kilómetros en su medio de transporte.

Una familia viaja en triciclo por el Ecuador. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Este 5 de octubre la familia regresó de su primer viaje a Baeza, en el Oriente, que les tomó cerca de dos meses. Ellos viven en La Mena 2, sur de Quito y se dedican a hacer espectáculos con marionetas.

El trabajo de las marionetas, que es por ahora su sustento económico y su enlace con la gente, les ha permitido llevar adelante la idea de movilizarse en triciclo. “Hemos llevado el proyecto adelante. Nos autofinanciamos. También hemos contado con el apoyo de la gente”, indicó Sizai Lora Aramayo, de nacionalidad boliviana.

Los tres integrantes de la familia tienen un triciclo para cada uno. En ellos cargan ropa necesaria para el viaje, cobijas, carpas para descansar, botellas de agua y algunos accesorios. “Todo lo que lleves, tienes que pedalearlo. No es como el auto, en donde el motor jala el peso, en este caso, eres tú el que lo hace”, manifestó Lora.

La mujer indicó que algo que nunca debe faltar en su recorrido es el agua, porque el ejercicio que realizan requiere constante hidratación.

Elaboración de los triciclos reclinados. Video: YouTube

Por otro lado, Leonardo Amandi, de 16 años, mencionó que al inicio fue complicado adaptarse al triciclo por el peso que llevaba, pero ahora no tiene inconveniente por ello. “Uno se siente bien, más activo”, dijo. Además, de que “es más cómodo y tiene mayor equilibrio que una bicicleta”, añadió el joven.

Leonardo recordó que el proyecto fue idea de su abuelito quien falleció, por tanto, lo concibe como una forma de rendirle homenaje. Él quisiera viajar a otro país con su triciclo. “Tengo ganas de regresar a Bolivia porque el resto de mi familia está allá y no la he visto en unos ocho años”, dijo.

La familia cuenta con un canal en YouTube conocido como ‘Zin-Ko-Doz Arte y comunidad zobre ruedaz’, en el que registran parte de su trabajo, sus experiencias y también algunos de los emprendimientos que llaman su atención en los diferentes lugares que visitan.

“La idea de este viaje es compartir en familia, estar juntos”, hizo hincapié Lora.

Suplementos digitales