Policía detiene a presunto involucrado en la explosi…
Hallan 190 tanques de gas abandonados en un bote en …
Sismo de magnitud 4.7 en zona de enjambres frente a …
EE.UU. prueba misil balístico intercontinental
El presidente surcoreano envía un nuevo mensaje conc…
Un ataque ruso causa cuatro civiles heridos en la re…
El 62% de los ataques con explosivos del país se com…
Sistema financiero es sólido ante pugna de la Superi…

El hombre que ayudó a los obreros en San Roque será velado en El Panecillo

Una personas falleció al intentar ayudar a tres trabajadores que se encontraban en una alcantarilla en el sector de San Roque. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Una personas falleció al intentar ayudar a tres trabajadores que se encontraban en una alcantarilla en el sector de San Roque. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Si había una cualidad que sobresalía en José A. era la solidaridad. Cuando estaba en sus manos, no lo dudaba: ayudaba a cualquiera. Así lo define su familia.

Pero hoy tuvo mala suerte cuando intentó socorrer a tres obreros atrapados en una alcantarilla, en San Roque. Se cree que perdió el equilibrio y cayó al ducto.

“Él era así. Siempre que podía nos colaboraba”, comentaban sus parientes en las inmediaciones del Departamento de Medicina Legal, en el norte de Quito.

Personal del Cuerpo de Bomberos rescató a los tres trabajadores que permanecían atrapados en una alcantarilla en San Roque, un hombre murió al intentar ayudarlos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

A las 17:30 de hoy, lunes 26 de octubre, un carro fúnebre salió con el cuerpo de este hombre, de 37 años, hacia El Panecillo. Allí será velado. Mañana lo enterrarán en el cementerio de San Diego.

Este ciudadano se ganaba la vida levantando estructuras de cemento. Esta mañana, sus tres hijos, de 15, 7 y 9 años, le pidieron la bendición y se fueron a clases. Por la tarde se enteraron de su muerte.

“Siempre nos pedía que estudiáramos mucho, que nos alejáramos de malas amistades”, recordaba Stalin, de 15 años.

La esposa prefirió no hablar. Luis Pillajo, tío de la víctima, aseguró que su esposa tiene tres meses de embarazo.