Vacunarán a más de 2 millones de aves contra la infl…
El papa en el Congo arremetió contra los que se enri…
El FBI registra otra casa de Joe Biden en busca de m…
Ataque con explosivos en Guayaquil afectó a vivienda
Incendio vehicular deja dos personas afectadas en Qu…
Iván Saquicela cuestiona falta de titular definitivo…
¿Cómo eliminar la multa en Quito de vehículos matric…
Cierran vía de Daule, ciudadanos reclaman seguridad…

Un fallecido y 13 heridos deja explosión en un restaurante de Quito

Algunos vehículos se quedaron sin parabrisas, otros sin retrovisores tras la explosión. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Algunos vehículos se quedaron sin parabrisas, otros sin retrovisores tras la explosión. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La explosión ocurrió en la segunda planta del restaurante. Foto: EL COMERCIO

Una explosión, por posible acumulación de gas licuado de petróleo, que se registró la noche del 24 de diciembre del 2017 dejó un niño de 7 años fallecido y al menos 13 personas heridas en el restaurante Toronto, ubicado en el norte de Quito.

La deflagración se produjo pasadas las 23:00 del 24 de diciembre del 2017 y colapsó el segundo piso del restaurante cuando clientes y trabajadores se encontraban en el lugar por la cena de Nochebuena.

Christian Rivera, del COE Metropolitano, señaló que tras la verificación del local se determinó que la estructura tiene serios daños por lo que se sugerirá el derrocamiento del segundo piso. Además, la Agencia Metropolitana de Control solicitó al establecimiento la licencia única de actividad económica y al no ser presentada se procederá a la clausura y el inicio de un proceso administrativo sancionador.

Adicionalmente los 44 cilindros de gas que fueron encontrados en el restaurante entrarán a cadena de custodia debido al fallecimiento de un niño de siete años.

La deflagración tuvo como posible causa, según Bomberos, la acumulación de gas de un tanque de 15 kilos en la segunda planta.

La explosión también dejó al menos seis vehículos destruidos. Unos automotores se quedaron sin parabrisas, otros sin retrovisores.

Algunos vehículos se quedaron sin parabrisas, otros sin retrovisores tras la explosión. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO