Cinco centros educativos municipales cuentan con pan…
Marco Naranjo Chiriboga es nombrado Vicepresidente del Biess
Ecuador recibirá unos USD 1 000 millones de derechos…
El feriado por el 10 de Agosto de 1809 se traslada a…
Un ataúd se cayó del carro fúnebre y el cadáver qued…
Wuhan realizará pruebas de coronavirus a todos sus h…
Un estudio menciona a Ecuador entre los países que r…
Vehículo volcado bloquea dos carriles del puente de …

Con 16 disparos se averió un fotorradar de la avenida Simón Bolívar

10 impactos de bala tiene el equipo que mide la velocidad de los conductores. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

10 impactos de bala tiene el equipo que mide la velocidad de los conductores. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Este equipo que mide la velocidad de los conductores está averiado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Unos 16 impactos de bala tiene el fotorradar ubicado sobre la avenida Simón Bolívar, a la altura de Nayón, en el nororiente de Quito. Este equipo mide la velocidad de los conductores que transitan por esta vía que conecta el sur y el norte de la urbe.

Según Fausto Miranda, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito, AMT, se pondrá una denuncia a la Fiscalía para dar con los responsables de este hecho, que se habría dado en horas de la madrugada del miércoles 13 de abril de 2016. “Estamos sacando una cámara interna del equipo para determinar quienes son los culpables”, indicó.

Además señaló que el objetivo de colocar estos radares fue para precautelar la vida de los conductores no para levantar multas. “Años atrás, el número de accidentes era alto en esta arteria. Ahora, han disminuido”, sostuvo.

El equipo alcanza un costo aproximado de USD 30 000. En total, en la avenida Simón Bolívar hay ocho radares, ubicados en los sectores que tienen mayor número de accidentes de tránsito.

Miranda indicó que al momento están realizando las acciones necesarias para reponer el equipo. “Estamos viendo si aplica el seguro para repararlo de inmediato”, dijo.

La mañana de este jueves 14 de abril del 2016, este Diario consultó a los moradores de la zona aledaña al radar sobre si escucharon los disparos. Sin embargo, las personas consultadas no sabían nada de lo ocurrido. Mientras que los conductores que circulan por la vía veían que el radar no funcionaba y continuaban con su marcha.