El relleno sanitario de El Inga será cerrado
Los contribuyentes ya sienten el incremento del impu…
Gobierno piensa en la reforma judicial
Alfonso Terán: ‘No podemos estar aislados, eso es te…
58 años de cárcel para quien asesine a un policía en…
Quemar carros, la forma de operar de los sicarios en Manta
Lasso pedirá que Ecuador vs. Brasil tenga aforo del 50%
Ministerio de Educación toma acciones legales por cl…

Desperdicios indebidos se depositan en algunos contenedores de Solanda, en el sur de Quito

Fuera de los contenedores incluso se bota planchas de madera. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Fuera de los contenedores incluso se bota planchas de madera. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

En un contenedor ubicado en la calle Antonio Jaramillo, en el sector de El Pintado, se colocó un colchón viejo. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

A lo largo de la av. Solanda, en el sur de Quito, aún hay problemas por la mala disposición de tereques. En ese punto, todavía se colocan sillas viejas, cajones y otro tipo de desechos al interior de los contenedores. El caso más evidente de esta mala disposición se da en la intersección de la calle Juan Alemán. En ese punto, permanece un contendedor lleno de palos y hasta planchas de madera. Incluso, la tapa del contenedor está dañada por el peso excesivo.

Miguel Navarrete reside a dos cuadras del sitio. Según el morador, el tema de la recolección y la acumulación de basura sí se ha normalizado en los últimos días. Pero reconoció que los desechos de algunos locales comerciales se colocan de forma indebida en los contenedores. “He visto que ponen cosas viejas de madera y hasta materiales de construcción”, dijo el ciudadano.

Esta problemática también ocurre en otros puntos del sur. Sobre la calle Antonio Jaramillo, en el sector de El Pintado, se colocó un colchón viejo afuera de un contenedor. David Brito, un vecino del barrio, comentó que desde la semana pasada ya no se acumula demasiada basura afuera de los contenedores. “Si se ve a más trabajadores haciendo el barrido manual”, sostuvo.

Fuera de los contenedores incluso se bota planchas de madera. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Justamente, para evitar estos problemas, representantes de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) se reunieron con dirigentes de la parroquia San Isidro del Inca para socializar sobre la correcta disposición de los residuos. Según la entidad, se coordina este tipo de acercamientos con moradores de diferentes barrios de la capital.

Emaseo informó que en algunas zonas de Solanda la recolección de basura se efectúa los martes, jueves y sábado, en horario nocturno. En otros puntos de ese sector, se realiza los lunes, miércoles y viernes, por la noche.

La entidad recordó a los usuarios que necesiten botar tereques, que lo pueden hacer de forma gratuita en dos puntos de la ciudad. En el norte, se pueden acercar al Centro de Operaciones de Emaseo, ubicado en la av. Mariscal Sucre y Mariana de Jesús. Para los moradores del sur, está habilitado el Centro de Operaciones La Forestal, sobre la av. Simón Bolívar y Río Frío. Cada usuario puede llevar hasta cinco costales de tereques: muebles viejos, electrodomésticos, llantas usadas y residuos de construcción o poda.

Suplementos digitales