Corrupción afecta a la atención de pacientes en seis…
La carrera por la Alcaldía va a paso lento en Quito
Interpol asegura que Sebastián Yunda se encuentra en Bolivia
La escasez de ‘chips’ afecta la oferta de TV, vehíc…
Metro de Quito: solo la obra física avanza
Desfile militar de Chile homenajea a quienes han …
Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…

La desinfección de autos en la vía pública; actividad que no cuenta con autorización ni permiso en Quito

El nuevo negocio de desinfección de vehículos se ha incrementado en Quito, en el contexto de la emergencia sanitaria que vive el país por el covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

El nuevo negocio de desinfección de vehículos se ha incrementado en Quito, en el contexto de la emergencia sanitaria que vive el país por el covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

El nuevo negocio de desinfección de vehículos se ha incrementado en Quito, en el contexto de la emergencia sanitaria que vive el país por el covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Están por todos lados, en las calles principales de la capital y en los ingresos a barrios populosos. La ‘desinfección de vehículos’ se ha incrementado en Quito la semana del 27 de abril del 2020. La Agencia Metropolitana de Control (AMC) ha recibido denuncias por parte de la ciudadanía.

Identificarlos es sencillo: visten trajes de bioseguridad blancos, verdes o azules y llevan equipos de fumigación, junto a letreros donde publicitan su negocio. Están en la entrada del túnel de San Juan, en el Playón de la Marín, Solanda, en los puentes 2 y 9 del valle De los Chillos, y en vías principalmente del sur.

Se trata de personas que antes se dedicaban a limpiar parabrisas o actividades particulares, pero hoy, debido a la crisis, se dedican a este negocio.

Uno de los principales problemas de este negocio, además de que es informal y que no cuenta con autorización ni permiso municipal, es que produce aglomeración y las personas no conservan la distancia sugerida de dos metros. Hay cercanía entre el conductor del vehículo y quien ofrece el servicio. Incluso intercambian monedas.

La AMC cuenta que recibió denuncias por parte de la ciudadanía. Han realizado varios operativos en la urbe y constataron que el producto que estas personas rocían en los autos no es ningún químico, sino simplemente agua con detergente. Además se desconoce si los trajes y el material con el que cuentan los informales han recibido algún tipo de limpieza o si son reutilizados.

Desde el fin de semana pasado hasta el martes, 20 personas que estaban realizando esta actividad y fueron retiradas de las vías en operativos disuasivos realizados en coordinación con las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

Quienes realizan esta actividad aseguran que lo que contienen los galones de plástico que cuelgan de sus espaldas es amonio cuaternario, una solución que, según las autoridades, sirve para desinfectar y elimina el covid-19. Esta sustancia debe ser manejada con precaución y bajo estrictas medidas de seguridad. Además, debe ser aplicada en bajas dosis.

Cada fumigación, dependiendo del tamaño del vehículo, cuesta entre USD 1 o USD 1,50.

¡Llega seguro a tu casa!, ¡Desinféctate!, ¡Limpia tu carro, tu patio, tu negocio y tu cuerpo!. Así rezan los anuncios que promocionan estos servicios de desinfección en el sector de Calderón.

Se encontraron infractores en las avenidas Giovanni Calles y Luis Vacari, así como en Llano Chico y Llano Grande. Además, en el centro y sur de la ciudad.

Estefanía Grunauer, Supervisora de la AMC, menciona que la sanción para quienes incurran en estos actos es de 100 USD y en caso de reincidencias es de 200.

Los controles en estos espacios continuarán. Las inspecciones se extenderán hacia otros sectores de la ciudad.

Suplementos digitales