22 de October de 2011 00:01

Un fin de semana en las lagunas de Píntag

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la parroquia Píntag se arma el campamento, en la propiedad de Vladimir Ushiña. Está a 30 minutos del centro parroquial. Es un paraje de césped, rodeado de árboles, arbustos y un río que produce un sonido relajante. Antes de recorrer los senderos, es recomendable un buen desayuno (carne frita, arroz y papas cocinadas).

Uno de los senderos va por un costado de la montaña rocosa y llega a la Laguna de Secas, hay que caminar 25 minutos. Allí, los turistas pueden pasear en un bote con motor fuera de borda. Hay quienes intentan pescar truchas. Por la mitad del recorrido se alcanza a ver el risco final de la laguna. Los cóndores vuelan en círculos. Son otro atractivo del paisaje.

Así transcurre la mañana. En la tarde y luego de degustar la trucha frita, comienza la caminata hacia el bosque primario. Son dos horas de recorrido. La exuberante vegetación crece en medio de laderas de roca volcánica. El sendero atraviesa ese hábitat de bosques y plantas nativas.
El trinar de las aves, el soplido del viento y los sonidos que produce la naturaleza son verdaderos relajantes.

Cuando empieza a oscurecer, es hora de regresar al campamento. En la noche hace frío. A la mañana siguiente, la alternativa es tomar el otro sendero (10 minutos de caminata) para llegar a la Laguna de Tipopungo, es más pequeña. Otra vez, un paseo en bote, con remos y con la compañía de patos silvestres.

La laguna es alimentada por el río que pasa cerca del campamento, que en uno de sus trayectos forma una pequeña cascada.
Antes de emprender el regreso a Quito y con el campamento ya levantado, es imposible no acercarse a las piscinas de pesca deportiva y lanzar el anzuelo para poder llevar truchas a casa.

Para acampar

Lleve una carpa de montaña impermeable con estacas para anclarla al suelo.

Es recomendable el uso de un colchón inflable para pasar una noche cómoda.

Utilice ropa abrigada y pantalones de tela. Además, tenga a mano una linterna.

Para evitar accidentes es recomendable utilizar zapatos de montaña con buen labrado en la suela y de caña alta.

Lleve agua o bebidas hidratantes y algún tipo de dulce a los recorridos por si se le baja la presión arterial.

Bañarse en las lagunas es posible, pero no por largo tiempo porque el agua es muy fría.

Recuerde no dejar los desechos sobre el césped.



Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (3)