23 de February de 2011 00:00

Cinco familias de La Comuna fueron evacuadas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Piedras y tierra bajaban con fuerza por la calle Humberto Albornoz, el lunes. Pasadas las 21:00, la lluvia ya había cesado, pero el agua aún fluía.

Los vecinos de la parte alta de la Comuna de Santa Clara de San Millán sentían miedo. “El Municipio nos iba a ayudar con las aguas servidas. El barrio puso la canalización y el Alcalde nos ofreció darnos el relleno, pero aún no se concreta. Vea cómo baja todo”, decía Rosa Calderón.

La mujer estaba preocupada por los vecinos que dos calles más arriba de su casa estaban desalojando sus viviendas. En el sector de Santa Clara de Asís, los habitantes de al menos seis casas debieron evacuarlas. A las 22:00, empezaron a recoger sus cosas.

Luego de la intensa lluvia que cayó desde las 18:30, las filtraciones causaron un deslizamiento de tierra de las laderas del Pichincha. Personal de Bomberos explicaba que había mucho riesgo.

El subteniente Edwin Pilataxi informaba que se pidió una evaluación en todo el sector. Para él, que al ser un área con inclinación, el deslizamiento se produce con facilidad por la humedad.

El riesgo es mayor porque son viviendas de infraestructura mixta. Hicieron un recorrido y encontraron que al menos cinco casas tuvieron cuarteamiento de paredes. Por eso, estas casas debieron ser evacuadas.

El problema, según Pilataxi, es que este tipo de barrios no cuenta con un sistema de desfogue adecuado de agua . Esto causa que la humedad acumulada se convierta en un peligro permanente.

Anita Guamansara debió salir de su casa junto a dos adultos y un pequeño de 3 años. Contaba que vivió momentos de angustia esa noche. “Mi sobrino fue a avisarme que se cayó la tierra. Luego pasó un carro y se hundió la vía, que está al filo de mi casa. Nos dijeron que todo esto que está partido se va a caer”.

La madrina de Guamansara, quien vive cerca, la recibió en su casa hasta que pase el peligro. Miembros de otra familia sacaron sus cosas para ir al barrio Armero.

Según Oswaldo Granda, administrador de la Zona Eugenio Espejo, dos familias que están en riesgo eminente serán reubicadas en la urbanización Pueblo Blanco, en Llano Chico. Además, hay cuatro casos más que se van a estudiar en los próximos días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)