10 de January de 2012 00:02

Cinco deslaves complicaron el tránsito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dos deslizamientos en la av. Simón Bolívar, otros dos en la Autopista General Rumiñahui y uno en la av. Maldonado trabaron el tránsito vehicular, en la tarde y noche de ayer.

Desde las 18:00, en la avenida Maldonado, entre la Teodoro Gómez de la Torre y Antonio Cobo, en el sur, se formaron largas filas de carros. El aguacero que cayó en la tarde en la capital produjo un deslizamiento de tierra cerca de la estación del trolebús.

La Policía cerró la circulación en el carril sur-norte, mientras maquinaria y obreros de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) retiraban los escombros que cayeron sobre la calzada.

Los carros particulares fueron desviados por la calle Pangua y Rafael Arteta. A los buses convencionales se les permitió circular por el carril exclusivo del Corredor Sur Oriental. Según el policía Francisco Carrillo, el embotellamiento fue de consideraciones. A las 19:00, el material y los escombros que cayeron del talud fueron retirados del asfalto y se rehabilitó el carril afectado.

Juan Carlos Vega vive 15 años en la ciudadela El Recreo. Él contó que los deslizamientos son comunes cada vez que hay una lluvia fuerte, por la falta de un
muro de contención. “Esa obra la hemos solicitado varias veces al Municipio. El problema se agrava porque aquí botan escombros en las noches, que luego son arrastrados por el agua”.

Más al norte, en la Villa Flora se inundaron varias casas. En la calle Francisco Terán se observaban piedras y lodo en las veredas y calzada. Vicente Achig contó que los sumideros estaban taponados y por eso el agua se estancó.

“El patio de mi casa se inundó y los carros no podían circular por la calle. Fue un caos”. Su madre María Guadalupe Ati esperó cerca de una hora por el trolebús en la parada de la Y, en el norte.

Por esta razón, para la conexión sur-norte, los conductores tuvieron que circular por la av. Teniente Hugo Ortiz. A las 19:00, el tránsito era fluido en ambos sentidos.

Los puntos donde hubo congestión fueron en el redondel de El Calzado y en el de la Atahualpa. Las vías más trabadas fueron la Epiclachima y la av. Alonso de Angulo. Ruth Pucuji, caminaba por esta última cubierta con un paraguas. Tardó una hora desde La Marín. “La Marín y la Napo estaban congestionadas”.

A Carlos Vargas le tomó una hora llegar desde la av. Naciones Unidas hasta La Magdalena, en transporte público. “Cuando llueve parece que hay más congestión. El punto más conflictivo es en los túneles. En El Pintado también hubo problemas”.

En la avenida Simón Bolívar, los deslizamientos se produjeron en el sector de Oriente Quiteño y Lomas de Puengasí. En el primero, la tierra y ramas llegaron hasta el carril derecho de la vía, en sentido sur-norte. Señales y conos luminosos fueron colocados 50 metros antes. Bomberos y operadores de la Epmmop retiraban los escombros y dirigían el tránsito. En Loma de Puengasí también fue inhabilitado un carril.

En la Autopista General Rumiñahui, entre los puentes 3 y 4, un micro deslizamiento cubrió la cuneta de la vía en sentido occidente–oriente. El más grande se produjo a la altura del puente 7. Un muro de concreto con vallas se derrumbó. Grandes piedras, tierra y ramas cubrieron gran parte del carril derecho. El deslave se produjo a las 16:30. Hasta las 18:40 no llegaba la maquinaria para despejar la vía.

Desde las 16:30, el Cuerpo de Bomberos ha recibido 20 llamadas de emergencia por inundaciones en el sur y en los valles. Entre los barrios más afectados están Chiriyacu, El Calzado, Armenia 2, Real Independencia, La Merced, Miravalle, entre otros.

Pasadas las 19:30 dejó de llover en el sur y la circulación vehicular retomó la normalidad. La Policía recomienda revisar el estado de las llantas de los automotores.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)