El Reino Unido ofrece incentivos a los jóvenes para …
Las playas de Santa Elena registraron gran afluencia…
La construcción del hospital de Pedernales tiene un …
Un deslave dejó aislada a la parroquia Monte Olivo, …
Israel arranca la vacunación general a mayores de 60…
Desde este 1 de agosto de 2021 se puede acceder a be…
Italia inmuniza al 60% de su población de más de 12 años
La demanda para vacunarse en Manabí se mantuvo alta …

Más de 100 hectáreas del cerro Casitagua han sido consumidas por las llamas

El incendio fu reportado la mañana del martes 14 de enero del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El incendio fu reportado la mañana del martes 14 de enero del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El incendio del cerro Casitagua ha consumido más de 100 hectáreas de vegetación desde que comenzó a las 10:15 de ayer. Ese es el balance preliminar que hizo la mañana de hoy, miércoles 15 de enero del 2020, la Secretaría de Ambiente del Municipio.

De momento -indicó Juan Carlos Avilés, director de esa entidad- el sitio es monitoreado con drones para evaluar los daños en la flora y fauna. El alcalde de Quito, Jorge Yunda, manifestó que en la zona del incendio se reporta una temperatura de 40 grados centígrados. Pasadas las 13:00 se esperaba realizar un relevo de los bomberos ya que un grupo trabajó allí desde anoche.

El incendio fu reportado la mañana del martes 14 de enero del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

“Colaboran 290 personas. 120 bomberos, 80 militares, 30 guardaparques y está por llegar un relevo de 60 casacas rojas”, manifestó Washington Arce, subcomandante del Cuerpo de Bomberos de Quito. Para el uniformado, los vientos dificultan los trabajos en la zona pues cambian la dirección del fuego. También son zonas agrestes de difícil acceso.

Las inmediaciones del barrio Santa Clara, donde viven 70 personas, se encuentran a medio kilómetro del incendio. Desde temprano, los vecinos de allí estaban preocupados porque las llamas se acercaban rápidamente.

A las 11:47, dos motobombas se parquearon al filo de la quebrada. “Aquí hay basura acumulada y eso es peligroso ya que alimenta al fuego”, manifestó la vecina María Robledo.

En las instalaciones del Colegio Nacional Pomasqui se montó el puesto de control en donde se monitorea la emergencia con personal del Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ), las secretarías de Gestión de Riesgos y Seguridad, las Fuerzas Armadas, el COE Metropolitano, entre otros.

Hay preocupación por los moradores de Pomasqui por el incendio del cerro. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Las autoridades no descartan que se solicite la ayuda de los bomberos de otras provincias o cantones de Pichincha si la situación empeora.

Cuatro helicópteros de Bomberos, la Policía Nacional y Fuerzas Armadas colaboran arrojando agua con el sistema bambi bucket. “Es muy difícil llegar a la zona de la quebrada y el precipicio”, dijo Yunda. Añadió que ninguna persona ha sido detenida por provocar el incendio.

Asimismo, la zona del oleoducto transecuatoriano se encuentra a medio kilómetro del incendio y fuera de peligro. Tampoco hay afectaciones en viviendas y otro tipo de propiedades. No hay fallecidos, tampoco heridos.

Más de 290 personas colaboran en la emergencia. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

En los centros educativos de la zona se tomaron medidas de seguridad para precautelar la salud de los estudiantes y personal docente. Las autoridades de la Escuela Quiteño Libre dispusieron que los alumnos utilicen mascarillas para protegerse del humo.

A las 13:00 de hoy, los estudiantes salieron con protección. Oderandi Salgado estaba junto a su hijo. “En un comunicado nos indicaron que deben venir con las respectivas mascarillas”.

Mateo Cevallos, de séptimo grado, vio desde la ventana de su aula cómo avanzó el fuego en el cerro Casitagua durante la mañana. “Me duele que se destruyan las plantas y que mueran los animales”.