Transportistas quieren focalización para todas las m…
Tratarán de rescatar con drones a perros cercados po…
Salud espera vacunar contra el covid-19 a dos millon…
Sectores sociales inician protestas con cierre de ví…
El exsecretario de Estado de EE.UU. Colin Powell fal…
Bus interprovincial cae al abismo y causa la muerte …
La contención del covid-19 en barrios de Guayaquil s…
Daniela Valarezo: ‘En 19 meses vamos a ordenar…

Dos bodegas que abastecían de helados a vendedores de la Ruta Viva fueron clausuradas

establecimientos fueron clausurados porque no cuentan con la Licencia Única de establecimientos fueron clausurados porque no cuentan con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE).Actividades Económicas (LUAE).

establecimientos fueron clausurados porque no cuentan con la Licencia Única de establecimientos fueron clausurados porque no cuentan con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE).Actividades Económicas (LUAE).

Los establecimientos fueron clausurados porque no cuentan con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE). Foto: Cortesía AMC

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) clausuró hoy, lunes 3 de junio del 2019, a dos bodegas que abastecían de helados a los comerciantes que se ubican a lo largo de la Ruta Viva, en la avenida Simón Bolívar y la carretera E35, en el oriente de Quito.

La entidad municipal indicó que esos establecimientos fueron clausurados porque no cuentan con la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE).

Adicionalmente, durante el último fin de semana, la AMC retiró a las personas que venden los helados de manera informal y que ofrecen sus productos en los costados de estas vías. “Buscamos prevenir accidentes de tránsito y atropellamientos. Nuestra preocupación es la seguridad de los comerciantes y conductores”, informó la entidad.

En el operativo del último fin de semana también colaboraron efectivos de la Agencia Nacional de Tránsito. Allí se indicó que 17 comerciantes fueron retirados de la Ruta Viva.

A través de las redes sociales, varios usuarios y moradores de la Ruta Viva advierten de la presencia de vendedores informales que se instalan en esa vía de alta velocidad. Hay preocupación por la posibilidad de que se produzcan accidentes, atropellamientos o volcamientos por los vehículos que se detienen a comprar helados.

Ayer domingo, por ejemplo, este Diario observó también que a lo largo de la avenida Simón Bolívar, desde el redondel de Zámbiza hacia Calderón, y desde ahí hacia la Mitad del Mundo (extensión de la Simón Bolívar), se han instalados vendedores de helados. En algunos tramos de la vía se estacionan camionetas ofreciendo los productos.

Suplementos digitales